Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL COLISEO LÍRICO BARCELONÉS

El Liceo presenta hoy el ERE

La dirección del teatro advierte al comité de empresa que el expediente es "inevitable"

La empresa rechaza las condiciones de los trabajadores para aceptar rebajarse el sueldo el 12%

La dirección del Teatro del Liceo de Barcelona decidió ayer aplazar hasta hoy la presentación del expediente de regulación de empleo (ERE) que inicialmente tenía previsto hacer el lunes por la mañana ante el Departamento de Trabajo de la Generalitat. Según el comité de empresa del teatro, el jefe de recursos humanos ha rechazado las cuatro condiciones que el pasado viernes habían impuesto los trabajadores para aceptar la propuesta de la empresa de rebajarse el sueldo el 12% y les ha informado de que el ERE temporal es "inevitable".

El Liceo ha cancelado siete espectáculos y cerrará dos meses el teatro, enviando a la mayoría de sus 395 trabajadores a casa sin sueldo para ahorrar parte de los 3,7 millones de euros que la dirección estima que necesita para evitar generar déficit en las cuentas de coliseo lírico barcelonés. La decisión ha provocado no solo las protestas en forma de manifestaciones que llevan protagonizando los trabajadores desde la pasada semana, y que esta mañana han vuelto a protagonizar frente a las puertas del teatro, sino también un encendido debate entre los amantes de la ópera y seguidores de la programación del coliseo lírico barcelonés que han promovido un manifiesto en el que piden la destitución del director general, Joan Francesc Marco. En poco más de cinco días han reunido 1.500 adhesiones.

Ayer por la mañana, el director de orquesta británico John Eliot Gardiner, que dirigió un concierto en el Palau de la Música Catalana al frente de la orquesta de cámara Mahler y el coro Monteverdi, hizo una encendida defensa de la música en vivo, informa Efe. "En momentos de crisis no se debería recortar en cultura, que sirve para alimentar el espíritu", manifestó el director, quien calificó de "muy triste y terrible" la cancelación de parte de la temporada que ha decidido el director del Liceo. "Lo más triste es que los políticos no se preocupan mucho, porque detrás de la música clásica no hay muchos votos ni es sexy".