Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Abad fue el muñidor de la trama de retribuciones al margen de la asamblea

El Banco de España duda que el exdirector general pudiera acogerse al ERE

Los consejeros de la caja cobraban dietas por supevisar sociedades de la entidad

El informe de la Dirección General de Supervisión del Banco de España es contundente respecto a los vericuetos utilizados por los directivos de la CAM, e ideados por el director general de la caja Roberto López Abad, para conseguir mayores retribuciones al margen de la asamblea general. El documento duda de la legalidad de la inclusión de López Abad en el ERE general de la caja, en vísperas de la intervención, con el que logró una indemnización de 5,5 millones de euros. Responsabiliza al exejecutivo de la relajación de las auditorías de la entidad desde 2008 y de su arriesgada apuesta por el sector del ladrillo

“López Abad proponía a la comisión de retribuciones las medidas y el consejo de administración las aprobaba. Así se cumplían los requisitos formales”. Pero, “utilizando las sociedades participadas de la caja, se evitó que la asamblea general conociera y aprobara determinados cobros de los miembros de los consejos de administración y de control”.

Así lo hizo López Abad ante la comisión de retribuciones del 20 de diciembre de 2005, donde anuncia la creación un “órgano de control específico que ejercerá funciones equivalentes a la Comisión de Control en la participada 100% Tenedora de Inversiones y Participaciones (TIP), que estableció que sus miembros percibirían las mismas dietas que las establecidas para los consejos de administración de Gesfinmed e Incomed”. Siguiendo esta misma política, el 26 de noviembre de 2009 la comisión de retribuciones informó favorablemente del nombramiento del presidente de la caja también como presidente de la participada Tinser, estableciendo una remuneración en concepto de dietas de 300.000 euros anuales. El resultado fue:

Modesto Crespo. Presidente del consejo de administración, recibe por dietas acordadas en la asamblea general 8.204 euros en 2009, 8.564 en 2010 y 3.877 en 2011. No obstante, utilizando las empresas participadas de la caja (Gesfinmed, Incomed y Tinser) se embolsa 190.000 euros en 2009; 300.000 en 2010 y 150.000 en 2011.

Ramón Avilés. Presidente de la Comisión de Control, recibe en los mismos ejercicios por dietas aprobadas por la asamblea general 5.229 euros; 6.401 y 3.336. Pero las dietas que cobra por las participadas son de 121.981 euros en 2009; 80.000 en 2010 y 40.000 en 2011.

Más información