Cena con la guardia pretoriana

Un grupo de afines acompaña a Camps en la defensa de su tesis Por la noche se reunieron en un restaurante oriolano

El exlíder de los populares valencianos Francisco Camps no estuvo solo ayer en el campus de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Camps contó con un doble cobijo: en el exterior del campus, un amplio despliegue policial lo protegió de la protesta estudiantil; y en el interior del edificio Tamarit, donde leyó la tesis, estuvo arropado por un ramillete de sus afines acérrimos, liderados por el presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino.

Cotino, junto al incombustible diputado autonómico Rafael Maluenda y su homólogo y triple imputado, Pedro Ángel Hernández Mateo, acompañaron a Camps desde primera hora.

Luego llegaron otros destacados representantes del otrora sector campista en Alicante, como el vicepresidente de la Diputación de Alicante César Augusto Asencio. Y más tarde, la presidenta de la Diputación, Luisa Pastor, la alcaldesa de Elda, Adela Pedrosa, y la exconsejera de Cultura Trini Miró.

Las últimas en hacer acto de presencia en la sala donde Camps exponía su tesis doctoral y prácticamente cuando el expresidente de la Generalitat ya había finalizado la lectura del trabajo —el acto se prolongó con la intervención de los integrantes del tribunal— fueron las alcaldesas de Elche y Alicante, Mercedes Alonso y Sonia Castedo, respectivamente. La regidora de la capital no solo llegó la última, sino que se fue la primera, por motivos de agenda. Apenas estuvo en la sala una hora. Los demás cargos del PP que respaldaron a Camps sí resistieron hasta el final.

Pero este apoyo al líder no se limitó a la presencia física de sus seguidores en campus ilicitano. Por la noche, la mayoría de ellos se sumó a una cena organizada por diputados autonómicos en La Vega Baja, en concreto en un restaurante de la pedanía oriolana de Arneva.

Esta cena estaba prevista inicialmente como un homenaje a Camps tras su absolución por el caso de los trajes. No obstante, la negativa del actual jefe del Consell, Alberto Fabra, a compartir mesa y mantel con su antecesor en el cargo rebajó la categoría del evento a “una cena de amigos”, según declaró a este periódico el diputado autonómico, Andrés Ballester Costa, impulsor del acto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS