Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de Valencia perdió 876 millones entre enero y septiembre

La entidad provisionará 823 millones para hacer frente al deterioro de los activos inmobiliarios

La pérdida contrasta con los beneficios de 63,8 millones en el mismo periodo de 2010

El Banco de Valencia registró unas pérdidas netas de 876,4 millones de euros entre enero y septiembre del año pasado. La pérdida contrasta con los beneficios de 63,8 millones declarados en el mismo periodo de 2010, según informó la propia entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La entidad fue intervenida por el Banco de España el 21 noviembre pasado. El banco asegura que hasta la fecha ha dispuesto de 850 millones del crédito de 2.000 millones que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) le otorgó tras ser intervenido.

En virtud de la intervención, el FROB, para suministrar temporalmente los apoyos financieros necesarios al banco, se comprometió a suscribir una ampliación de capital de 1.000 millones de euros y a conceder la referida línea de crédito por otros 2.000 millones más. Fuentes del banco indicaron que será necesario realizar la ampliación de los 1.000 millones.

Respecto a las necesidades de capital derivadas de la nueva reforma financiera aprobada hace una semana por el Gobierno, el Banco de Valencia indica que, de acuerdo con los primeros cálculos efectuados por los administradores provisionales de la entidad, las necesidades de provisión para hacer frente al deterioro de los activos relacionados con el riesgo inmobiliario de acuerdo con esta nueva norma ascienden “aproximadamente” a 823 millones de euros. Una cantidad, según fuentes bancarias, que no hubiesen sido tan elevadas si Bankia no hubiese dejado caer el Banco de Valencia.

Activos deteriorados

En su informe de resultados, el Banco de Valencia cifra en 2.764 millones de euros sus activos deteriorados a cierre de septiembre de 2011. A la conclusión de 2010, la entidad cifró el importe de los activos deteriorados en 1.184,5 millones de euros. Asimismo, a la conclusión de los tres primeros trimestres de 2011 tenía financiación concedida a actividades de construcción y promoción inmobiliaria por 5.252 millones de euros, frente a los 3.107 millones de comienzo de año.

Sin embargo, fuentes de la entidad argumentaron que la información correspondiente al tercer trimestre del año evidencia que las fugas de depósitos de los meses anteriores, ante las malas perspectivas del Banco de Valencia, habían ya cesado. Las mismas fuentes indicaron que el cierre del ejercicio se espera mucho mejor de lo esperado, ya que se han realizado todas las provisiones.