Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas demuestra su poder en el PP con unas candidaturas sin discusión

El líder popular prepara un gran acto el domingo para exhibir su fortaleza

Arenas y los cabeza de listas a las autonómicas, el 22 de enero en Sevilla.
Arenas y los cabeza de listas a las autonómicas, el 22 de enero en Sevilla.

El viernes los comités provinciales aprueban las listas electorales completas, el regional las ratifica el sábado, y el domingo Javier Arenas hace la presentación estelar en un acto público donde previsiblemente brillará la unidad y la armonía. Todo en un santiamén y sin ruido de sables. Se trata de una forma más de resaltar el contraste con el atribulado proceso de candidaturas que vive el PSOE andaluz, un partido en horas bajas que acaba de salir de un congreso nacional donde, para colmo, la dirección y su líder, José Antonio Griñán, han quedado como perdedores.

 Además, el riesgo de que pudiera estallar la tensión en torno a los cabeza de cartel del PP —en el caso improbable de que alguna vez llegara a producirse, habida cuenta del marcado carácter presidencialista de esta formación— ya está despejado. Se dieron a conocer a mediados de enero sin que trascendiera el más mínimo debate interno: designación directa de Arenas.

De un día para otro, el PP andaluz anunció que los escogidos eran cinco alcaldes: Juan Ignacio Zoido, Sevilla; Esperanza Oña, Fuengirola (Málaga), Carlos Rojas, Motril (Granada); Pedro Rodríguez, Huelva; y José Antonio Nieto, Córdoba. Javier Arenas repetirá en Almería y su número dos, Antonio Sanz, en Cádiz. Los mismos que en las elecciones de 2008. Tan solo varía la candidatura de Jaén, cuyo regidor, José Enrique Fernández de Moya, es ahora senador, y ha sido sustituido por la portavoz del PP en la Diputación, Catalina García.

Cuentan ya con las bendiciones del comité electoral nacional, un órgano que, según los estatutos, no tiene que pronunciarse sobre el resto de los nombres. Únicamente es oficial que a Arenas le seguirá en Almería la portavoz del partido y senadora, Rosario Soto. No obstante, el porcentaje de renovación del grupo parlamentario será estimable. Ya no estarán José Enrique Fernández de Moya alcalde de Jaén; María José García Pelayo,Jerez; José Luis Sanz, Tomares (Sevilla) y Antonio Ayllón, Armilla (Granada), que ahora son senadores. Tampoco Carmen Crespo, exregidora de Adra (Almería), que ocupa el cargo de delegada del Gobierno en Andalucía, ni el secretario del grupo parlamentario, Jorge Ramos Aznar, que será el nuevo delegado de la Zona Franca de Cádiz.

Los ocho comités provinciales aprueban el viernes las listas completas

Con la elección de los alcaldes como números uno de las circunscripciones, Javier Arenas ha lanzado un mensaje de rebeldía a la Ley Electoral andaluza, que prohíbe a los regidores ser diputados también en la Cámara autonómica. El combate a esta norma, aprobada en las postrimerías de la legislatura que acaba de expirar, ha sido uno de los puntales de la precampaña del PP andaluz y de la ofensiva a Griñán, quien ha defendido la incompatibilidad para evitar la acumulación de cargos públicos.

Queda por ver si las listas se llenan otra vez de munícipes, como ocurrió con las elecciones generales: 20 alcaldes, un presidente de Diputación (Granada) y la presidenta de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental (13 en el Congreso y nueve en el Senado). A esto hay que sumar una treintena de ediles, si bien la Ley Electoral andaluza no afecta a los concejales, que pueden simultanear el Ayuntamiento con el escaño.

La idea del PP es que el Gobierno central presente un recurso (que ya está en marcha) a la norma autonómica ante el Tribunal Constitucional. La mera toma en consideración significaría la suspensión cautelar de la ley, de modo que a los alcaldes les daría tiempo de firmar sus actas parlamentarias el 19 de abril. Luego, según los planes de Arenas, una vez en la presidencia de la Junta merced a la mayoría absoluta que le otorgan las encuestas, derogaría la norma y caso resuelto.