Amor se acerca a Navarro y aleja el riesgo de moción en Benidorm

Ofrece un paquete de medidas al PP para pactar una futura moción de censura y las mismas al PSPV, que dirige la ciudad en minoría

Gema Amor ha decidido asir el palo en una mano y ofrecer la zanahoria con otra para convertir la escena política de Benidorm en una realidad a su medida. Ha ofrecido un paquete de medidas al PP para pactar una futura moción de censura y las mismas al PSPV, que dirige la ciudad en minoría (la más grande de la Comunidad gobernada aún por los socialistas), para llegar a un acuerdo económico que ayude a resolver los graves problemas financieros del Consistorio. Pero al mismo tiempo que invita a que ambas formaciones acepten sus propuestas, es capaz de descalificarlas 24 horas después. Así las cosas, la capital turística valenciana se maneja sumida en la inestabilidad que marca la debilidad del Gobierno local y la incapacidad de la mayoría política, ideológica y social en la oposición de llegar a un acuerdo.

Amor se ha reunido hasta cuatro veces con el candidato del PP en 2011, Manuel Pérez Fenoll, para pactar el desalojo socialista del poder. Fuentes del grupo municipal popular aseguran que aceptaron todas sus propuestas, hasta que el 16 de enero hablaron del futuro alcalde. La portavoz del grupo Liberales de Benidorm exigió repartir el cargo en dos turnos, el último antes de las municipales de 2015 para ella. El PP se negó, como siempre, aunque le dio a elegir las concejalías que quisiera. Todo previsible.

El principal escollo ni siquiera es político. Es personal. La animadversión que se profesan Amor y Fenoll, agravada por la escisión que creó la elaboración de la lista electoral en abril del año pasado, ha convertido un acuerdo entre ambos en una quimera. Y todavía empeora más las cosas la división del grupo municipal popular y del partido, que a nivel local aspiran a dirigir varios candidatos, entre ellos el senador Agustín Almodóvar.

Rotas las negociaciones con el PP, Amor dijo al día siguiente que “Fenoll rompe todo lo que toca” y menos de dos semanas después lanzó en rueda de prensa la misma propuesta al PSPV. El alcalde, Agustín Navarro, se comprometió a estudiarla este fin de semana. Pero antes de que lo hiciera, Amor denunció públicamente “el acoso y persecución” que están sufriendo los hoteleros por parte de Navarro al acondicionar sus terrazas a la ley antitabaco.

Así las cosas, el PP y el CDL, que suman 14 de los 25 ediles, consiguen, cada vez que se lo proponen, adoptar acuerdos plenarios frente al gobierno local.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción