Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los artistas visuales consideran pedir la dimisión de Ciurana

La AAVC anuncia movilizaciones en apoyo del Canódromo y para denunciar el nuevo rumbo de la política cultural catalana en arte contemporáneo

Moritz Küng, director del Canódromo de Barcelona
Moritz Küng, director del Canódromo de Barcelona

“No se trata solo del problema del centro de arte o de la falta de recursos, sino de la deliberada decisión de centralizar todo el poder en manos del Macba, unas manos que no son imparciales”. Lo afirma Joan Fontcuberta, presidente de la Asociación de Artistas Visuales de Cataluña (AAVC), que ya ha anunciado para los próximos días movilizaciones en apoyo del proyecto del centro de arte y en contra de la política hegemónica del Macba. Además de pintar de blanco los cristales del Canódromo, como hacen los albañiles antes de entregar una obra, en una acción convocada para mañana a las 16.00 horas, si se frustra el proyecto del Canódromo consideran la posibilidad de pedir la dimisión del teniente de alcalde de Cultura, Jaume Ciurana. Según lo que se puede leer en un documento, supuestamente confidencial, que recoge el plan maestro del director de Promoción de los Sectores Culturales, Llucià Homs, el nuevo centro de arte se emplazaría en la sala hipóstila de la Fabra i Coats (tal como publicó este diario hace unos días) y sería dirigido por una mesa de comisarios jóvenes del país, gestionada por el Macba.

No sería la única injerencia en otros centros de la ciudad del museo dirigido por Bartomeu Marí, a quien las instituciones encargaron el plan de reordenación de los equipamientos artísticos ciudadanos. El plan prevé también una especie de unión con La Virreina Centro de la Imagen, a través de Carles Guerra (primero director de La Virreina y ahora jefe de exposiciones del Macba). Según fuentes del Icub, “precisamente por ese motivo no se hizo el concurso para nombrar un director, porque desde el principio había el propósito de vincular la programación de La Virreina al Macba”. Tampoco quedan descartados los planes de expansión expositiva del Macba en el colindante CCCB, así como su apropiación del edificio del FAD, si este acepta irse al Dhub de la plaza de las Glòries cuando el Consistorio tenga el presupuesto necesario para ponerlo en marcha.

“Nos preocupa mucho esa omnipresencia del Macba, que ellos llaman ente vertebrador del arte contemporáneo, porque es un modelo que empobrece el panorama artístico, reduce la diversidad y la riqueza de opciones, y por el contrario institucionaliza, totalitariza, monopoliza y concentra, convirtiéndose en el ministerio de la verdad artística", añade Fontcuberta, que representa también a un grupo de intelectuales, comisarios y galeristas reunidos bajo el nombre colectivo de Los Lunes al Sol.

A la espera de que el martes se celebre la fatídica reunión de la comisión delegada del Macba (compuesta por Generalitat, Ayuntamiento y Fundación Macba), de la cual debería salir una decisión pública sobre el futuro del centro de arte, el viernes Marí habló con Moritz Küng, el director del Canódromo, cuyo contrato termina en 2013, para encontrar una salida amistosa, lo cual significaría la rescisión de contrato y una indemnización pactada. Según la AAVC, “Küng lleva más de dos años esperando que le dejen trabajar y ahora están haciendo todo lo posible para que no resulte un mártir de una situación mal gestionada y de paso no les ponga una demanda”.

Fuentes del Icub afirman que la Fabra i Coats podría estar lista en junio con un coste no superior a los 90.000 euros. Según Küng, la situación no se desbloquea debido a la falta de comunicación y acuerdo entre Ciurana y el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, quien afirmó recientemente que tiene una partida presupuestaria para el centro de arte, aunque su ubicación es responsabilidad del Ayuntamiento.