Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat busca 200 hectáreas para instalar un macrocasino

El Gobierno exige al empresario de Las Vegas que promueve el complejo que se ajuste a la legalidad

El Gobierno catalán está buscando una zona de 200 hectáreas para instalar un macro casino impulsado por un empresario de Las Vegas. El portavoz del ejecutivo, Francesc Homs, reiteró ayer su "interés" por el macro complejo de ocio al subrayar que supondría un volumen de puestos de trabajo "nada desdeñable". Pese a todo, Homs aseguró que su disposición no es a cualquier precio, ya que el proyecto debe cumplir con la legalidad y tener "sentido común".

"Como ante cualquier inversión, la prioridad es que cree empleo, pero de acuerdo con los usos y costumbres, las leyes y el sentido común", afirmó Homs a la pregunta de si el Gobierno relajaría la normativa antitabaco o bien sobre el acceso de los menores al recinto. El magnate estadounidense Sheldon Adelson, que tiene proyectos repartidos por todo el mundo, es quien avala este proyecto a través de la empresa Las Vegas Sands Corporation, que ya cuenta con instalaciones en Las Vegas, Macao y Singapur. El macrocomplejo de ocio, con hoteles, campos de golf, casinos, restaurantes y palacios de congresos es codiciado también por la Comunidad de Madrid.

Lluís Recoder, consejero de Territorio y Sostenibilidad, confirmó en una entrevista en RAC-1 que el Gobierno está buscando diferentes solares, aunque se inclina en principio por la zona próxima al aeropuerto. Y valora positivamente el complejo al estimar que podría generar 20.000 puestos de trabajo y otros 100.000 indirectos. En la misma línea que Homs, Recoder negó que la Generalitat vaya a aceptar que el complejo se convierta en una "isla" fuera de la legalidad vigente. Homs pidió discreción ante la ronda de contactos iniciada con el grupo inversor. El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, viajó a Las Vegas (Estados Unidos) en noviembre para intentar que el macrocomplejo se instale en Cataluña y no en Madrid, que también aspira a acoger el macrocasino.

El proyecto no ha suscitado precisamente entusiasmo entre los grupos de la oposición. El secretario general de Iniciativa (ICV-EUiA), Joan Herrera, por ejemplo, ha mostrado su rechazo al proyecto. "¿El futuro es un casino?", ha cuestionado en rueda de prensa, en la que ha acusado al Gobierno de Artur Mas de no haber aprendido ninguna lección de la burbuja inmobiliaria, y ha advertido de que el camino que hay que seguir no es el de la Comunidad de Madrid.