Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra asegura que no ha hablado con Camps sobre su futuro político

El presidente del Gobierno valenciano dice que su antecesor dimitió "voluntariamente"

"Ahora querrá descansar y quitarse la presión", añade el mandatario

El jefe del Consell acusa a la oposición de la mala imagen de la Comunidad Valenciana

Alberto Fabra en la valoración de la sentencia de Costa y Fabra
Alberto Fabra en la valoración de la sentencia de Costa y Fabra

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, confía en que el expresidente Francisco Camps, tras la sentencia absolutoria en el caso de los trajes, quiera "descansar y quitarse la presión". Fabra, que ha comparecido ante los medios esta mañana, ha asegurado que con el fallo judicial del jurado popular las figuras politicas de su antecesor y de Ricardo Costa "están rehabilitadas".

Respecto a las presiones de distintos cargos del PP valenciano, que exigen la rehabilitación de Camps -que todavía mantiene su escaño en el Parlamento autonómico-, Alberto Fabra ha afirmado que desconoce cuáles son sus intenciones. "Lo primero es saber qué opina y qué quiere Camps, porque no lo sabemos, pero tenemos tiempo para hablar de forma tranquila y preguntarles [al ex presidente y a Costa] que quieren hacer en el futuro", ha indicado Fabra.

"Camps y Costa se merecen un periodo de reflexión, todo el mundo lo tiene que tener en cuenta", ha dicho Fabra que, en su comparecencia, ha dado a entender que la estabilidad en la presidencia de la Generalitat está asegurada. "La presencia de Camps en las Cortes Valencianas no me molesta en absoluto. A los que les molesta es a quienes le han criticado todos estos últimos años", ha indicado. El presidente valenciano ha recalcado que Camps tomó "voluntariamente" la decisión de dimitir, en un gesto que le honró para no poner en entredicho su defensa y la institución. "Lo hizo voluntariamente", ha recalcado, "y ahora también es consciente de la situación actual".

Fabra ha reconocido que anoche habló con Mariano Rajoy y ha vuelto a conversar con él esta misma mañana para analizar la situación. "Está contento, muy satisfecho", ha dicho Fabra, que ha asegurado que tiene previsto reunirse con los órganos del partido en las tres provincias pero no para hablar de la situación de Camps. "Las reuniones ya estaban convocadas con antelación", ha asegurado.

En su intervención, Fabra ha salido al ataque contra la oposición a la hora de valorar la sentencia absolutoria del expresidente Francisco Camps y del exsecretario del PP Ricardo Costa. En especial, al PSPV-PSOE, al que no ha nombrado, pero que ha formado parte de la acusación. “Esos partidos tendrán que pedir perdón a la sociedad. No vale todo. Ha habido personas que han buscado atajos y lo único que han conseguido ha sido dañar la imagen de la Comunidad Valenciana y de las personas".

Las “insidias y mentiras se han demostrado que son absolutamente falsas", ha dicho Alberto Fabra. "Hemos recuperado esa imagen, nuestro posicionamiento en España y esas dudas sembradas por tantas personas y tanto tiempo quedaran al margen. Y ahora hablaremos solo de trabajar por las personas y el futuro", ha agregado el presidente de la Generalitat.

Alberto Fabra ha repetido que se siente muy satisfecho porque se ha hecho justicia. Que Francisco Camps no ha hecho otra cosa que preocuparse por que la Comunidad Valenciana fuera "querida y en muchas veces envidiada". Sus duras críticas a la oposición y su defensa de Camps y Costa parecen querer restañar las heridas internas en el PP valenciano.

Por su parte, Francisco Camps ha agradecido esta mañana, en una entrevista en Onda Cero, el apoyo de "la España limpia, positiva, grande y ilusionada" tras ser absuelto ayer con los votos de cinco de los nueve miembros del jurado.

El vicesecretario de Comunicación del PP nacional, el valenciano Esteban González Pons, que ha permanecido en silencio en las últimas semanas, prácticamente desde la formación del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, ha anunciado también una comparecencia pública esta mañana.