_
_
_
_
_

“Decidiremos en el mismo congreso”

Romeu afirma que sus nueve delegados le dan un papel “en Valencia y en España”

Apostó fuerte y consiguió un premio. Francesc Romeu encabezó el sábado una lista sin pactar con otras corrientes del partido y logró nueve delegados al congreso federal del PSOE de febrero en Sevilla. Ahora se propone sacar partido a esa baza, en un contexto de incertidumbre y máxima polarización entre las candidaturas de Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón a la secretaría general.

“No me he pronunciado a favor de nadie”, advierte este dirigente, cuya carrera política ha sido auspiciada por el todavía vicesecretario general del PSOE, José Blanco, para desmarcarse de su adscripción automática a los partidarios de Rubalcaba. “Decidiremos allí, en el mismo congreso. En Sevilla intentaremos participar activamente en el debate. No se trata de un congreso de trámite sino de una cita en la que el PSOE se juega mucho”.

Romeu ha recibido llamadas de los equipos de los dos candidatos a liderar el PSOE. “Participaremos en los actos de los dos candidatos y de un tercero si se presentara”, insiste. “No nos interesan sólo los discursos desde el atril, sino también los equipos y el proyecto en relación a la organización y el programa. Veremos quién defiende las cosas que estamos planteando. No tenemos nada en contra de ninguno de los candidatos. Iremos a escuchar y ya nos pronunciaremos”.

“Mi adscripción a Rubalcaba ha sido cosa de Alarte”, asegura el dirigente

“Mi asimilación a Rubalcaba se ha hecho muy intencionadamente; ha sido cosa de Jorge Alarte”, añade, arremetiendo directamente contra su enemigo a batir, dado que hace meses que ha anunciado que aspira a la secretaría general del PSPV-PSOE. “La supervivencia de Alarte depende de su posicionamiento en la ejecutiva federal, de hacerse valer como referente en Madrid. Es un problema suyo”.

Pese a que solo tuvo peso suficiente para presentar lista en el congreso provincial de Valencia y a que obtuvo un 21,8% de los votos, Romeu, que defiende un giro a la izquierda y el sábado llegó a apostar por la república en su intervención, cree que ha conquistado una posición de fuerza. “Hemos superado el 20%, lo que nos da un papel en Valencia y en España”, señala.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Y se desmarca del resto de dirigentes. “Hay quienes han pensado que esto era lo de siempre, con pactos de mesa camilla y maniobras de compraventa. Ha habido coaliciones de intereses, de Alarte con Rafael Rubio y José Luis Ábalos, o de Izquierda Socialista, Lerma, Ciprià Ciscar, la FSP y otros. El pronunciamiento por un candidato u otra no esconde más que esos intereses. Nosotros hemos demostrado que lo que decimos nos lo creemos y que tenemos crédito entre la militancia. He podido consolidar unas ideas, un grupo y un equipo”, concluye.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_