Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Servicio de Ocupación hará firmar a los parados un "compromiso de actividad"

La Generalitat mejora la atención a los parados con un cuestionario de factores de ocupación

Las oficinas de empleo clasificarán a los desempleados por su capacidad de inserción

Oficina de Empleo de la Generalitat en Barcelona.
Oficina de Empleo de la Generalitat en Barcelona.

Los parados catalanes deberán firmar un "compromiso de actividad", un acuerdo con el Servicio de Ocupación de Cataluña (SOC) por el cual las dos partes están obligadas trabajar conjuntamente para encontrar empleo: el SOC estará obligado a planificar acciones y medidas para mejorar las posibilidades de encontrar trabajo de los desempleados, y estos a "participar activamente en las acciones propuestas". La secretaria de Empleo y Relaciones Laborales de la Generalitat, Esther Sànchez, ha rechazado que con este compromiso se busque presionar a los desempleados: "Queremos transformar las cosas: que no se entienda como una amenaza, sino como una oportunidad". Sànchez ha subrayado que las políticas activas de empleo comportan un gran desembolso de recursos públicos -"se destinan muchos millones"- y también ha recordado que, llegado el caso, es el Servicio Nacional de Empleo del Gobierno español (el antiguo Inem) el que sanciona a los parados que no buscan activamente trabajo, aunque las sanciones las propone el SOC. Ya en octubre pasado el consejero de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, advirtió de su disposición a denunciar a los parados que no busquen empleo.

La secretaria ha presentado esta mañana el plan de mejora de las oficinas de empleo de la Generalitat, que se apoyará en un nuevo y más detallado cuestionario de factores de ocupación. Con él se pretende identificar los puntos críticos que dificultan que los parados encuentren empleo y diseñar, a partir de ahí, los servicios o itinerarios de formación e inserción que mejoren su posicionamiento en el mercado. El cuestionario se basará en factores estructurales (el sector en el que se busca empleo), personales (historial formativo) y competenciales. A partir del nuevo cuestionario, el SOC clasificará -"segmentará", ha dicho Sànchez- a quienes buscan trabajo en varios grupos: los que tienen posibilidades de encontrar trabajo a corto plazo, los que las tienen a medio plazo y los que, por sus carencias, necesitan itinerarios a largo plazo.

El responsable de la red de 70 oficinas del SOC, Jesús Quiroga, ha explicado que todos los parados pasarán el cuestionario a lo largo de este ejercicio. A los nuevos parados se les pasará cuando acudan a una oficina del SOC por primera vez, y a los que ya lo están, cuando acudan a realizar algún trámite o renovación. "Sería ideal que todos los parados supieran que el SOC ofrece oportunidades de trabajo", ha subrayado Sànchez, tras recordar que solo entre el 3% y el 4% de los parados encuentran trabajo gracias a la red pública.

En el marco del nuevo diseño del SOC, el servicio público también adopta compromisos: se compromete a responder en 24 horas a cualquier empresa que tenga una oferta de trabajo. Esto es, desde el momento en que una empresa presente una demanda, la red de oficinas se activará para preseleccionar a las personas que considere candidatas al puesto.

Estas novedades en la red del SOC se producen después de que en 2011 se materializara el convenio con el Servicio Público de Empleo por el que los empleados de la Generalitat se dedican exclusivamente a la orientación a los parados y los del SPE a los trámites administrativos. Son unos 1.200 trabajadores de cada administración, 2.400 en total. Ese era el primero objetivo de legislatura del Departamento de Empresa y Empleo respecto al SOC; el segundo es la mejora presentada hoy, y el tercero, que se materializará a lo largo del año, el establecimiento de convenios o acuerdos con las 70 agencias de colocación que ha autorizado. "Se trata de casar la red con los proveedores de servicios de ocupación y coordinarla para que no se pierdan recursos ni conocimiento", ha manifestado Sànchez. Esta colaboración público-privada es una de las medidas del plan de choque contra el paro que presentó el pasado mes de octubre  el consejero de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena.