Normalidad en la circulación de trenes tras el choque del Clot

Los técnicos ya han reparado los desperfectos tras el choque de dos trenes que se saldó con 25 heridos

El tren de cercanías, con el morro ya tapado, en la estación del Clot de Barcelona.
El tren de cercanías, con el morro ya tapado, en la estación del Clot de Barcelona. ANTHONY COYLE

La historia se repite con los mismos actores que protagonizaron la colisión de trenes del pasado abril y en idéntico escenario: un Talgo y un vagón de cercanías en la estación de Clot-Aragó de Barcelona. Ayer 25 personas resultaron heridas de poca gravedad en un choque por alcance entre un tren de la línea de Rodalies Maçanet-L’Hospitalet con un tren Talgo que permanecía estacionado y sin pasaje en el túnel del la estación del Clot y que tenía que recoger pasaje para ir a Zúrich (Suiza). El conductor del Talgo tuvo que ser ingresado en el vecino hospital Dos de Maig. El accidente provocó ayer retrasos en varias líneas. Técnicos de ADIF y RENFE han acabado esta madrugada los trabajos de reparación y los trenes circulan ya con normalidad.

La colisión se produjo a las 18.30 horas y ocasionó retrasos de 20 minutos en las líneas R1, R3, R4, R7 y R8, obligando a suspender el servicio de la línea 1 entre las estaciones de plaza de Catalunya y Arc del Triomf para el resto de la jornada. Efectivos de los bomberos, Mossos d’Esquadra, Guardia Urbana y del Sistema de Emergencias Médicas se desplazaron a la estación del Clot y la Dirección de Protección Civil activó en fase de prealerta el plan por emergencias en el transporte de viajeros por ferrocarril. Renfe calculó que había unos 150 pasajeros en el vagón del cercanías en el momento del impacto. Las primeras hipótesis apuntaban ayer a un fallo de frenado, según indicó el portavoz de Renfe personado en la estación. Anoche los servicios técnicos trataban de levantar el cercanías para encarrilarlo.

Las primeras hipótesis apuntaban ayer a un fallo de frenado del tren de Rodalies

El director de Transportes de la Generalitat, Ricard Font, anunció que la Generalitat estudiará la apertura de un expediente informativo al Adif, gestor de las instalaciones, y admitió que, aunque no quiere hablar de punto negro, dos accidentes en menos de un año en la misma estación la convierten, como mínimo, “en un punto conflictivo”. En el percance del pasado mes de abril, muy parecido al de ayer, se registraron 18 heridos leves.

Font precisó en los pasillos del Parlament que, una vez analizado el informe que les haga llegar la gestora de las vías, tomarán una decisión al respecto. Aunque ya adelantó que, con el percance de hoy, se demuestra que es necesario que el Gobierno emprenda “una mejora de la señalización de los accesos a Barcelona”. Tanto Rodalies, traspasada a la Generalitat, como el Adif, dependiente de la Administrasción central, confiaban en reanudar el servicio con normalidad hoy a primera hora.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50