Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yoga contra la crisis

El actor está inmerso desde ayer en la representación de ‘El apagón’, con la compañía alternativa Yllana

En medio, nos hace un recorrido “sentimental” por Madrid

Gabino Diego en la suite 523 del hotel Palace, dondo rodó una escena de 'El amor perjudica seriamente la salud'. Ampliar foto
Gabino Diego en la suite 523 del hotel Palace, dondo rodó una escena de 'El amor perjudica seriamente la salud'.

1. Hotel Palace (suite 523). En esta suite, y en la cama, rodé una escena de El amor perjudica seriamente la salud. Penélope Cruz era una fan de John Lennon y yo un botones que trataba de echarla, y entonces surge el amor. Además, durante 10 años viví en una buhardilla muy cerca, en la calle Echegaray, y ahí nació mi hija.

 2. Parques de la Bombilla, Oeste y Camoens. Una de las cosas que más me gustan es pasear a mis perros por el parque de la Bombilla, que hay un punto en que se junta con el del Oeste. Viví cerca y son un lujo. Ahora me he vuelto a aficionar al patinete y voy al de Camoens.

3. Plazas de la Ópera y Ramales. Guardo un recuerdo del rodaje de Los peores años de nuestra vida: Jorge Sanz, Ariadna Gil y yo nos cogíamos una borrachera y la escena sucedía en la plaza de Ramales. Ahí se supone también que está la tumba de Velázquez y al lado está mi profesora de canto, Inés Rivadeneira.

El origen: el exilio cubano

Sus padres, cubanos, se exiliaron a Madrid, donde Gabino Diego nació en 1966. Desde su debú con Las bicicletas son para el verano, hasta su más reciente aventura de El apagón (teatro Alcázar), el actor ha pasado 30 años en los escenarios.

4. Librería La buena vida y teatro Alfil. Me gusta la gente que apuesta por la cultura. La librería la montaron los Trueba y me gusta que tenga el sello Trueba. En este tipo de establecimientos (Vergara, 10) a menudo encuentras cosas más elegidas que no tienen en las grandes. Y el Alfil me gusta porque huele a teatro y por los grupos alternativos que actúan en él.

5. Tienda de discos Toni Martín. Cuando era pequeño siempre cogía el autobús 16 hacia Moncloa y caminaba hasta este sitio maravilloso donde compraba todo tipo de música (Martín de los Heros, 18). Sigo yendo y entre sus clientes tiene enfermos adictos a comprar discos. El último, uno de Elvis Presley de canciones de Navidad y espirituales.

6. Cafés Pandora y Central. El primero es genial para tomar una copa por la noche y su dueño es una persona muy vinculada al mundo de la cultura y la poesía (avenida Plaza de Toros, 6). Ahí siempre encuentras gente interesante. Y en el Central he vivido muchos momentos maravillosos con muy buenas actuaciones de jazz, es de los mejores de Europa (plaza del Ángel, 10).

7. Galerías Moriarty y Blanca Berlín. Soy muy aficionado a la fotografía y colecciono. En Moriarty (Libertad, 22) son además amigos. Fueron quienes descubrieron a gente muy buena como Alberto García Álix o Chema Madoz. En Blanca Berlín (Limón, 28) también suelo comprar. Con mi colección he hecho alguna exposición y espero volver a hacer alguna más.

8. Kebab House y Yunie. En el House dan uno de los mejores kebab de Madrid (Menéndez Valdés, 67) y muy cerca el bar Yunie pone las mejores comidas libanesas de la ciudad.

9. Alfredo’s Barbacoa. Otro sitio auténtico donde tienen las mejores hamburguesas del mundo, y a buen precio, por eso sus dos locales casi siempre están llenos (Lagasca, 5 y Hurtado de Mendoza, 11).

10. Yoga Ramiro Calle. Ir el sábado a clase de Ramiro Calle (Ayala, 10) y obligarme a hacerlo al mismo horario, a las 12.00, es una de las cosas más maravillosas. Lo descubrí hace dos años. El yoga, si se hace bien, es un antídoto contra la depresión de la crisis. Yo estuve una temporada muy agobiado y esto me salvó: te ves a ti mismo y entonces te importa todo un comino.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram