La fiscalía acusa al doctor Morín de defraudar a Hacienda medio millón

El querellado irá a juicio por practicar un centenar de abortos ilegales en Barcelona

Fotografía de archivo fechada el 30 de octubre de 2006 del doctor Carlos Morín, director de la clínica barcelonesa Emece.
Fotografía de archivo fechada el 30 de octubre de 2006 del doctor Carlos Morín, director de la clínica barcelonesa Emece.EFE

La Fiscalía de Barcelona se ha querellado contra el doctor Carlos Morín y su esposa por dos presuntos delitos de fraude fiscal. El doctor peruano y su mujer están acusados de defraudar a Hacienda casi medio millón a través de una de sus empresas. Se trata de una ramificación por la investigación de la red de clínicas abortistas de Morín, donde se practicaron un centenar de abortos ilegales, según la fiscalía. Por ese caso, el doctor afronta una petición de pena de 309 años de cárcel acusado de los delitos de aborto ilegal, asociación ilícita y falsedad documental.

Según la querella presentada ahora por fraude fiscal, una de las empresas propiedad de Morín, Barinvest SL, defraudó al fisco, en el ejercicio de 2006, un total de 446.054 euros en los impuestos del IVA y de sociedades. La empresa, relata el fiscal de delitos económicos Pedro Ariche, se dedicó inicialmente al sector inmobiliario, aunque más tarde se amplió a "la compraventa de objetos textiles y actividades de lavandería". "Por indicación directa de los querellados", recoge el texto, Barinvest SL "no presentó declaración tributaria alguna" ante la Agencia Tributaria por esos dos impuestos.

El fiscal explica con detalle el mecanismo usado por los querellados en ambos casos. En 2006, Barinvest transmitió a una sociedad mercantil dos inmuebles en la calle de Dalmases de Barcelona por valor de 1,3 millones, más otros 208.000 euros de IVA. Estas fincas estaban arrendadas, a su vez, a Ginemedex, una de las clínicas donde se practicaban los abortos irregulares. El pago del IVA fue ingresado por la mercantil en las cuentas de Morín, que renunció expresamente al derecho de adquisición preferente. El doctor, sin embargo, no tributó ese impuesto. De ahí sale una de las cuotas defraudadas.

En el caso del impuesto de sociedades, Ariche relata que, dada la revalorización de los inmuebles propiedad de Barinvest, la empresa obtuvo al venderlos un beneficio de poco más de un millón de euros. Pero, de nuevo, no consta que se tributara debidamente en la Agencia Tributaria, y de ahí procede el fraude en el impuesto de sociedades.

El juzgado de instrucción número 2 de Barcelona ya ha admitido a trámite la querella e investigará el caso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS