Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ‘chill out’ para 'Linda de Chamounix'

El Liceo de Barcelona estrena la ópera de Donizetti bajo la dirección escénica de Emilio Sagi

El tenor Juan Diego Flórez y la soprano Diana Damrau encabezan el reparto de la obra

Emilio Sagi, en un ensayo de "Linda de Chamounix".
Emilio Sagi, en un ensayo de "Linda de Chamounix".

Linda es una hermosa y candorosa joven hija de familia humilde, cuyos padres deciden mandarla a vivir a París para alejarla de las libidinosas intenciones de un marqués hermano de la propietaria de las tierras donde viven arrendados. En la capital francesa, Linda enloquece al saber que su amado, para ella un pintor ambulante pero que en realidad es un vizconde, la abandona para casarse con una chica de su misma clase social. Solo la música, una canción que le recuerda a su amado, le devuelve le lucidez y, por arte de magia, también a su querido pintor vizconde, con quien acaba casándose para ser feliz y comer perdices. Esta historia es el argumento de Linda de Chamounix, ópera de Donizetti actualmente muy poco representada, que a partir del próximo 20 de diciembre sube al escenario del Teatro del Liceo de Barcelona, de donde ha estado ausente 34 años.

Cierto es que nadie la ha echado de menos durante todo este tiempo, aunque no lo parece viendo el escaso número de entradas que faltan por vender de las 10 funciones que ha programado el coliseo de La Rambla hasta el próximo 8 de enero. Y es que pese a la ñoñez del argumento, que ha contribuido a relegar la obra, otrora de gran éxito, a los últimos puestos del repertorio, contar en el reparto con voces como las del tenor Juan Diego Flórez y la soprano Diana Damrau, como ocurre en esta ocasión en el Liceo, hace revivir los deseos de escucharla de cualquier amante del bel canto. Y más cuando ambos intérpretes debutan en el personaje, lo que provoca la atención internacional de la prensa especializada.

Y no solo Flórez y Damrau debutan interpretando la ópera de Donizetti. También Emilio Sagi, el director de escena, aborda por primera vez Linda de Chamounix. “De hecho, cuando el Liceo me propuso dirigir la obra, solo conocía de esta ópera una aria, la célebre tirolesa O luce di quest’anima”, explica el director de escena. “Probablemente pensaron en mí porque consideran que, al pertenecer a una familia de cantantes líricos, tengo la sensibilidad adecuada para ir con el cuidado que requieren estas estructuras tan frágiles del bel canto”.

El endeble y trasnochado argumento no ha echado para atrás al director de escena, que considera legítimo dar opción “a las obras que son todo musicalidad”. “Toda ópera, sea como sea como sea, tiene algo que decir teatralmente”, afirma optimista. “Lo que pasa con el envejecido libreto de Linda de Chamounix pasa con la mayoría de las zarzuelas y eso no les resta atractivo”.

Pero lo que ha cautivado a Sagi de esta ópera de Donizetti es su inspirado melodismo, “que te envuelve obsesivamente, te hipnotiza”, asegura. Y sin apartarse del significado de las palabras que se cantan, el director de escena ha optado por relativizar el argumento y, apartándose del realismo, envolver la historia de ensoñación con la ayuda de la escenografía de Daniel Bianco y la iluminación de Albert Faura, para “capturar al espectador y hacerlo entrar en este mundo melódico de gran belleza”. “He elegido tonos claros y luces suaves para crear una atmósfera propicia de relajamiento, una suerte de chill out para que el público disfrute de Linda de Chamounix”, lanza riendo mientras sopesa el efecto que el conjunto puede producir.

Sagi está encantado de contar en el reparto con dos pesos pesados como Juan Diego Flórez y Diana Damrau, que como él han trabajado la ópera sin el prejuicio de anteriores interpretaciones. “Han descubierto la ópera conmigo”, explica satisfecho y dispuesto a contribuir a que el público enloquezca con el bel canto y al final, como le ocurre a Linda, sea también el canto el que le devuelva la sensatez.

Linda de Chamounix es una nueva producción del Liceo realizada conjuntamente con el Teatro de Ópera de Roma. Acompañan a Flórez y Damrau (Ismael Jordi y Mariola Cantarero, en el segundo reparto) en el cartel los barítonos Bruno de Simone, Pietro Spagnoli y Simón Orfila, y las mezzospranos Silvia Tro Santafé y María José Suárez. La Orquesta y Coro del Liceo estarán dirigidos por el italiano Marco Armiliato.