Análisis:Primera huelga general contra Zapatero

¿Y tras la huelga, qué?