Mantener las constantes vitales

Los sectores relacionados con el turismo, el ocio y el comercio son los más castigados por la pandemia. Por ello, pese a que los ERTE han permitido a estos sectores mantener el tipo, es de vital importancia llevar a cabo una serie de medidas de apoyo directo al tejido empresarial más dañado. De lo contrario, aumentará la mortalidad empresarial y, con ella, la tasa de paro.