Carlsen gana, pero Abdusattórov también

El uzbeko se despega a falta de seis rondas y es el 17º del mundo a los 18 años

Abdusattórov, hoy, durante su partida en Wijk aan Zee
Abdusattórov, hoy, durante su partida en Wijk aan ZeeLennart Ootes/Tata

Los hechos indican que Nodirbek Abdusattórov ya está maduro para explotar en ajedrez clásico, a los trece meses de ser campeón del mundo de partidas rápidas y casi seis meses después de su oro con Uzbekistán en la Olimpiada de Ajedrez. Hoy ha tumbado con las piezas negras y una claridad asombrosa a otro de los jóvenes astros, el indio Arjun Erigaisi, en la 7ª ronda del Festival Tata en Wijk aan Zee (Países Bajos), donde lidera con un punto de ventaja sobre sus cuatro seguidores y dos sobre Magnus Carlsen, ante el asombro general.

“No tengo ningún objetivo concreto en este torneo”, dijo Abdusattórov en la entrevista más reciente (después de la 4ª ronda) que han publicado los organizadores. Y lo dijo con una frialdad absoluta, a pesar de que ya estaba en cabeza. El prodigioso uzbeko ya ha mostrado esa chocante serenidad en varios momentos de triunfo: a finales de 2019, cuando se llevó el primer premio de los duros torneos abiertos barceloneses de Llobregat y Sunway Sitges; una semana después, cuando ganó el Mundial de Rápidas en Varsovia tras ganar a Carlsen, entre muchos otros; y el pasado agosto, cuando una jovencísima selección de Uzbekistán se llevó el oro de la Olimpiada de Chennai (India) contra pronóstico.

Parece que triunfar con frecuencia y a lo grande es un destino natural y programado para este juvenil del Asia Central. En esa entrevista tras la 4ª ronda solo se vio un rictus de sonrisa en su rostro, cuando la comentarista, Fiona Steil-Antoni, le preguntó por la visita del día siguiente al estadio de fútbol del Ajax de Ámsterdam. Todo lo relativo al ajedrez le parecía normal.

Pero él es la antítesis de lo normal. Nada hacía presagiar hoy su victoria tras la apertura de la partida contra Erigaisi, 25º del mundo a los 19 años. Es más, el portento indio tenía clara ventaja. Pero bastaron dos imprecisiones suyas, en los lances 17 y 18, para que una elegante maniobra posicional de Abdusattórov diera un giro de 180º al rumbo de la partida. Desde ahí hasta su victoria, el uzbeko dejó la sensación de que, para él, todo era coser y cantar.

Carlsen llega este sábado a la sal de juego de Wijk aan Zee y saluda a Rapport
Carlsen llega este sábado a la sal de juego de Wijk aan Zee y saluda a RapportLennart Ootes/Tata

Sería exagerado emplear la misma expresión para definir el 2º triunfo de Carlsen en el torneo -con derrotas ante el neerlandés Anish Giri y Abdusattórov- porque hubo un momento en el que probablemente sintió preocupación. Fue cuando el ahora rumano, y antes húngaro, Richard Rapport, se lió la manta a la cabeza para lanzarse al ataque con un sacrificio de pieza. Porque, de haberlo hecho con la precisión requerida, hubiera quedado con un peón menos pero muy buen juego de piezas. Pero el magiar rumano erró, y el noruego respiró aliviado.

También lo hizo el chino Liren Ding, 2º del mundo, cuando, tras cinco horas de sufrimiento ante el alemán Vincent Keymer, 50º a los 18 años, logró estabilizar la posición y arrancar medio punto. Otro juvenil de armas tomar que se está consagrando en esta octogésima quinta edición del Roland Garros del ajedrez es el indio Rameshbabu Praggnanandhaa, 44º a los 17, verdugo hoy del neerlandés Jorden van Foreest y empatado en el 2º puesto. Otro aspecto muy sorprendente es el enorme socavón que sufre el tercer indio, Dommaraju Gukesh, sensacional el año pasado a los 16, quien sigue cayendo en picado.

Séptima ronda: Gukesh – So, 0-1; Maghsoodloo – Caruana, tablas; Carlsen – Rapport, 1-0; Praggnanandhaa – Van Foreest, 1-0; Erigaisi – Abdusattórov, 0-1; Aronián – Giri, tablas; Keymer – Ding, tablas.

Clasificación: 1º Abdusattórov 5,5 puntos; 2º-5º Giri, Praggnanandhaa, Caruana y So 4,5; 6º Aronián 4; 7º-9º Carlsen y Ding y Maghsoodloo 3,5; 10º Erigaisi 3; 11º Rapport 2,5; 12º-13º Van Foreest y Keymer 2; 14º Gukesh 1,5.

Octava ronda (domingo, 14.00): So – Ding; Giri – Keymer; Abdusattórov – Aronián; Van Foreest – Erigaisi; Rapport – Praggnanandhaa; Caruana – Carlsen; Gukesh – Maghsoodloo.

Suscríbete al boletín semanal ‘Maravillosa jugada’, de Leontxo García

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS