Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estas 'apps' sirven para ligar con gente que escucha tu misma música

¿“Tinders” para encontrar una pareja a la que le gusten los mismos grupos que a ti? Eso es al menos lo que creen algunos de los usuarios de Bandwidth o Wegow

Tinder

Hace un lustro, Tinder aún no existía y la mayoría mirábamos por encima del hombro a esas aplicaciones para ligar en donde convivían divorciados y gente con ganas de marcha. Cinco años después, más de 25 millones de usuarios han usado en algún momento de sus vidas esta plataforma, y pocos no han sucumbido alguna vez al ya emblemático match, bien para alimentar su ego o bien para tener una cita sin esforzarse demasiado.

Al crear tu nuevo perfil, sincronizas tu cuenta de Facebook y la de Spotify, y seleccionas tus géneros y artistas favoritos

Pero, como siempre ocurre, la tecnología se adelanta a nuestras necesidades; quizás porque es el mercado quien las crea. Y a estas alturas Tinder ya se nos queda corto. Porque a pesar de su incuestionable efectividad -ligar se lleva a cabo de manera rápida y limpia, sin dejar huellas-, la aplicación no ejerce ningún filtro (solo el espacial) entre sus usuarios y nadie quiere liarse con un fan de Coldplay. O sí, nunca se sabe.

A tu imagen y semejanza

Digamos que te vas unos días a Barcelona y que allí no conoces a nadie. Pero tú te has enterado de que C. Tangana dará un concierto y has volado hasta allí solo para verlo. Es improbable, pero pongámonos en el caso de que algo tan estrafalario como esto ocurre. ¿Qué haces? Con este dilema se encontraba habitualmente el fundador de Wegow, José María Ozamiz. Para solucionarlo, puso en marcha una plataforma (y aplicación) que te permite conocer a gente con tus mismos gustos y te avisa de los conciertos que habrá en la ciudad en la que te encuentras.

Pero, ¿cómo saben ellos qué te gusta? Muy sencillo, al crear tu nuevo perfil, sincronizas tu cuenta de Facebook y la de Spotify, y seleccionas tus géneros y artistas favoritos. Lo desarrolla Ozamiz. “El manejo de Wegow es ameno y fácil, y pone a tu disposición diversas opciones de búsquedas por géneros, artistas, salas, ubicaciones y fecha. Y así filtras y eliges lo que más te guste”.

Ambas plataformas te dan la opción de participar en las reventas que habitualmente se organizan en los chats

Pero el caramelito de la aplicación es su chat interno, en donde puedes fichar a las personas que irán al concierto en cuestión, y a los que tarde o temprano acabarás acoplándote. Y después de asistir al evento, es posible que hagas migas con tus nuevos colegas o que incluso te pilles por otro de los fans del rollo. “En los chats públicos de la plataforma se pueden leer muchas cosas, gente que quiere organizar un plan para ir a un concierto o a un festival, otros que quieren comprar entradas, gente que busca transporte y otros que ligan, claro. Es una herramienta musical, pero los usuarios también buscan otro tipo de contacto. Y en los chats privados seguro que pasan cosas...”, apunta Ozamiz.

Los tablones de anuncios de la era tecnológica

Imagina que tienes una banda de punk y necesitas un guitarra, pero todos los que conoces se ahogan en solos de 10 minutos y no ven más allá de Yes y Génesis. Teniendo en cuenta que cosas como estas pasan todos los días, Juan Criollo, ha creado una plataforma para evitarte el martirio.

“Bandwidth es una aplicación escoge tus gustos musicales de Facebook (todas esas bandas a las que les has dado a 'like') y cruza esos datos con los demás usuarios. Así cuando estás viendo el perfil de un bajista que te interesa para que se una a tu banda, sabes de entrada si tenéis o no bandas que os gustan en común.” Es decir, la búsqueda de músicos de toda la vida pero de manera cómoda y directa, sin necesidad de bolígrafo y celo.

"En los chats públicos hay gente que quiere organizar un plan para un festival, quienes busca transporte y otros que ligan, claro"

“Se han formado bandas dentro de la aplicación y otras han encontrado a los integrantes que necesitaban para poder seguir tocando”, cuenta Criollo. Como Ozamiz, él también cree que para encontrar una pareja es importante compartir gustos musicales, pero nadie se queda fuera de sus propuestas. “El target de edad varía en función de la música que te gusta: a un evento de indie va gente de entre 18 y 35 años, aproximadamente, mientras que a uno de jazz van personas mayores”, resuelve Ozamiz. En cualquier caso, lo importante es celebrar la música. Y si por el camino, ligas, mejor.

Además, si te quedas sin entradas, ambas plataformas te dan la opción de participar en las reventas que habitualmente se organizan en los chats. Pero, ¿qué opinan las plataformas de venta al respecto? “Nosotros no podemos hacer nada, porque la gente con sus tiques puede hacer lo que quiera. Si una persona no puede asistir a un evento por el motivo que sea puede vender su entrada a otra persona. Nunca nos han puesto problemas por ello”, zanja Ozamiz.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información