Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cambio climático y consumo

El único gran acuerdo en la cumbre sobre el clima en París de 2015, para lavar la apariencia en la lucha no iniciada contra el cambio climático, fue que se intentaría limitar la subida de la temperatura global dos grados a finales de este siglo sobre los niveles preindustriales. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pone ahora todo en jaque al afirmar que los problemas se solucionarán gastando más dinero y abriendo nuevos mercados para la tecnología y para métodos de gestión más eficaz. Pero en este asunto, más que en cualquier otro relativo a la salud de nuestro planeta, el único remedio es reducir el consumo: de agua, suelo, madera, carne, energía… Valorar las materias primas no por el precio de extracción, sino por el de reposición, y limitar la acumulación de riqueza individual y de las corporaciones para que todos podamos acceder a ese bienestar mínimo que garantiza la dignidad humana sin poner en riesgo la sostenibilidad de la Tierra como entramado vital en equilibrio absolutamente precario.— Luis Fernando Crespo Zorita. Alcalá de Henares (Madrid).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.