Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El acuerdo con Turquía es la única solución a la situación de los refugiados”

El comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, visita España por primera vez y destaca la importancia de la educación en emergencias

El comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, durante su intervención en el Fórum Europa este viernes en Madrid. EFE

El comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, el chipriota Christos Stylianides, ha visitado España por primera vez desde que en noviembre de 2014 asumiera el cargo. Invitado por el Fórum Europa este viernes, el mandatario ha pedido ser "pragmáticos y realistas" respecto a las medidas que se pueden tomar para asistir a los refugiados que huyen de Siria y otros conflictos. Y según él, el acuerdo con Turquía, que justo cumple un año el próximo día 20 de marzo y que ha generado gran controversia, "es la única solución a esta situación". "No hay otra alternativa para enfrentar esta crisis humanitaria sin precedentes", ha dicho.

"En Turquía hay tres millones de refugiados sirios y este acuerdo sirve para satisfacer las necesidades de los refugiados, no de las autoridades turcas", ha remarcado. Y se ha mostrado convencido de que los fondos de ayuda humanitaria que la Unión Europea destina a aquel país contribuyen a "aliviar el sufrimiento de la gente". Preguntado a este respecto por las tensiones entre ambas partes, amenaza de rotura del acuerdo incluida, Stylianides ha recordado que la UE asiste a los más vulnerables "independientemente de la situación política", como se hace también en otros lugares del mundo como Sudán del Sur.

Sendos comunicados de organizaciones como Unicef y Oxfam Intermón, junto con el Consejo Noruego para Refugiados (NRC) y el International Rescue Committee (IRC), publicados precisamente este viernes, contradicen el optimismo de Stylianides respecto al acuerdo. "Socava los derechos de los refugiados y solicitantes de asilo, y las exponen a sufrir mayores riesgos y abusos", señala el informe La realidad de la declaración UE-Turquía que han elaborado las tres ONG de ayuda humanitaria. "Evidencia cómo personas en situación de vulnerabilidad se ven obligadas a vivir en condiciones denigrantes", indican. Por su parte, Unicef critica igualmente el pacto con rotundidad: "Un año después del cierre de las fronteras de los Balcanes y del acuerdo de la Unión Europea con Turquía –cuyo objetivo era detener los flujos masivos de inmigración– los niños refugiados y migrantes sufren un mayor riesgo de deportaciones, detenciones, explotación y privaciones".

Un año después del acuerdo de la Unión Europea con Turquía, los niños refugiados y migrantes sufren un mayor riesgo de deportaciones, detenciones y explotación 

Unicef

En este sentido, muy preocupado por la situación de los niños, el comisario ha destacado la importancia de la educación en situaciones de emergencia como "escudo protector" para los más pequeños. "Protege a los niños de muchos tipos de violencia, de la radicalización, del reclutamiento como soldados. Si no les salvaguardamos con educación, se convierten en presa fácil para las redes de explotación y violencia", ha subrayado. De los 65 millones de personas desplazadas en el mundo, la mitad son menores que deben poder tener acceso a formación cuanto antes en un contexto de conflicto. "Se tarda mucho desde que empieza una emergencia hasta que los críos pueden ir al colegio. Normalmente, tres o cinco años. Lo que hace que haya generaciones perdidas. Es inaceptable. Como ciudadanos europeos no lo debemos permitir", ha continuado su alegato.

La educación protege a los niños de muchos tipos de violencia, de la radicalización, del reclutamiento como soldados

Christos Stylianides, comisario europeo de Ayuda Humanitaria

Stylianides ha reconocido que extender los programas de educación en las crisis es una de sus obsesiones. Lo es desde que en su primer viaje como comisario del ramo visitó el campo de refugiados de Zaatari en Jordania. "Una madre soltera con seis hijos de menos de 12 años me dijo: 'Comisario, ustedes nos dan alimentos y refugio, y estamos muy agradecidos por ello, pero mis hijos necesitan esperanza, futuro. Educación", ha relatado. Y le convenció. "La educación es un derecho. No es un lujo, sino una necesidad básica. Los niños tienen aspiraciones, quieren ser ingenieros, médicos, profesores...", ha dicho. Por eso, desde que asumió su cargo ha aumentado la partida de ayuda de emergencias destinada a la formación de los chiquillos de un 1% a un 4% del total. Y se ha comprometido a que ese porcentaje aumente al 6% este año y hasta el 8-9% en los próximos dos. "Así, la Unión Europea está pasando de las palabras a la acción", ha apostillado.

Orgulloso, ha desglosado algunos de los programas que se financian en países en crisis. Concretamente, en Turquía se lanzó este jueves uno. "34 millones de euros de ayuda condicionada con transferencias bimensuales a las familias para escolarizar a 230.000 niños", ha detallado. También ha mencionado otros en Somalia, Sudán del Sur, Siria... "Siria es una prioridad para nosotros, pues seis millones de niños dependen de ayuda. Y la Unión Europea es el mayor donante, con 700 millones para la educación de los pequeños dentro y fuera de el país", ha señalado. Esa misma cantidad es la que se ha destinado a Grecia, primer país de la Unión que recibe fondos para atender una emergencia, concretamente para hacer frente a las necesidades de acogida de unos 66.000 refugiados.

La eurodiputada española del Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (ALDE), Beatriz Becerra, en el Fórum Europa.
La eurodiputada española del Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (ALDE), Beatriz Becerra, en el Fórum Europa. EFE

Al respecto, la vicepresidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, la española Beatriz Becerra, ha criticado que en sus visitas al país heleno no ha visto que los fondos hayan sido convenientemente empleados. Tampoco ha rehusado criticar al Gobierno español por el "retroceso" que ha experimentado la ayuda al desarrollo, que concretamente ha caído en torno a un 70% desde que empezó la crisis económica. Tanto es así, que España destina un 0,21% del PIB a esta partida, lejos del 0,7% al que se comprometió hace décadas y por debajo de la media europea, en torno al 0,5%. Y contra las obsesiones de Stylianides, la promoción de la educación en los países pobres no es una de las prioridades de la Ayuda Oficial al Desarrollo española, con una reducción del 90% de los fondos entre 2008 y 2015.

"Cuando escuchamos voces de 'mi país primero', los presupuestos de desarrollo son los primeros que se resienten. Y hasta la OCDE nos ha pedido volver a la senda de crecimiento", ha reclamado Becerra, quien también ha interpelado al Ejecutivo a implementar la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. "Todos somos objeto y sujeto de su cumplimento", ha zanjado Becerra.

Más información