Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así podrías bailar con Ryan Gosling en el salón de tu casa

8i quiere llevar la realidad aumentada que popularizó Pokémon Go al entretenimiento social de herramientas como Instagram o Snapchat

"Ayúdame Obi-Wan Kenobi, eres mi única esperanza", rogaba la Princesa Leia en aquel mensaje para el maestro jedi proyectado gracias a R2-D2. Para muchos, esa imagen en una película de ciencia ficción fue la primera relación con los hologramas. 8i, una empresa con sede en Culver City, un barrio de Los Ángeles consagrado a la producción audiovisual, se ha propuesto replicar aquel sistema. A Leia solo la veríamos a través del móvil, pero gracias a una mezcla con realidad aumentada podría adaptarse mucho mejor a cualquier espacio físico, sea una nave espacial o el salón de nuestra casa.

Holo es su primera aplicación, sirve para poner personajes ficticios en el entorno real que queramos, desde un político a un dinosaurio, un mono o un forzudo de lucha libre. No es difícil imaginarse replicando los bailes de La La Land con Ryan Gosling y Emma Stone o tomando una copa con Don Draper, de Mad Men (de hecho, el actor que encarna a Draper, Jon Hamm, ya ha sido recreado para la aplicación). La sensación está bien conseguida, pero pasados unos minutos pierde interés. En 8i lo saben y lo van a corregir, pero lo necesitan para que cualquier usuario pueda hacerse una idea de su realismo. Quieren lograr que cualquiera pueda grabarse y crear sus propios hologramas. Por ahora solo funciona con un modelo de móvil muy concreto, el Phab 2 Pro de Lenovo, el único con el sistema de cámaras necesario para generar la sensación de tener objetos virtuales en el mundo físico, una tecnología impulsada por Google. Los hologramas solo están en la pantalla del móvil: todavía no hay un R2 que los proyecte en el mundo real.

8i, que acaba de conseguir 27 millones de dólares de financiación, quiere convertirse en la plataforma en la que los creativos, músicos, marcas y famosos, den vida a sus ideas. Pretenden con sus recreaciones ser la competencia de herramientas de mucho éxito, como Instagram o Snapchat. En total han sumado ya 41 millones. Entre los inversores está Time Warner, así como la china Baidu, el grupo de prensa Hearst y el gigante de las telecomunicaciones estadounidense Verizon. También el actor Ashton Kutcher, uno de los personajes de Hollywood con más experiencia en el mundo de las startups.

El actor Jon Hamm (Don Draper en 'Mad Men'), en el sistema de captura de imagen para crear hologramas de 8i. ampliar foto
El actor Jon Hamm (Don Draper en 'Mad Men'), en el sistema de captura de imagen para crear hologramas de 8i.

Se definen como una empresa de realidad mixta. No hacen solo la realidad aumentada que han popularizado los pokémon, o la virtual de Oculus de Facebook, sino que tratan de acercarse más a las Hololens de Microsoft, proyectando contenido sobre lo que ya se ve, pero con una interacción más rica que la que ofrece la aumentada actual. Son pioneros en captura volumétrica, que permite integrar avatares humanos, con un realismo cercano al de la fotografía, en tiempo real.

Durante los recientes festivales de Sundance y SXSW de Texas fueron un paso más allá mostrando una película con el astronauta Buzz Aldrin (la segunda persona en pisar la luna tras Neil Armstrong) como guía de Marte. Antes de final de año esperan tener lista una nueva versión de Holo en la que el usuario pueda interactuar con hologramas humanos, mucho más realistas, en su móvil.

Steve Raymond, fundador y CEO de 8i, no suelta su Phab 2 Pro un momento. Es un modelo todavía voluminoso, pero es la única herramienta con que cuenta para hacer una demostración llena de entusiasmo: “Nuestra meta es algo más ambiciosa que la de la mayoría. Pensamos en algo que, aunque no tiene nombre, sería una fotografía en 3D, muy realista, de personas y objetos. El contenido que se puede crear en ese formato es muy rico. La capacidad de proceso en tres dimensiones es cada vez más notable. Con la nube se escala y distribuye contenido de manera más eficiente y rápida. Creo que ya hemos llegado al punto de despegue”.

Así hizo Buzz Aldrin su recorrido por Marte con 8i.

Para realizar estas recreaciones utilizan un estudio con 40 cámaras y un croma, el mismo fondo verde que se utiliza para efectos especiales, muy popular por ser el usado para el mapa del tiempo en televisión, por ejemplo. El croma envuelve toda la escena para actuar como fondo de cualquier cosa que capten esas cámaras.

8i descubrió Tango, la tecnología que permite estos hologramas, gracias a Google, que fueron los que llamaron a su puerta. Lo que ahora esperan del gigante de Mountain View es que apoyen este sistema tanto como para que se convierta en lo habitual en los móviles de gama media y alta. Sin esa democratización el público potencial será escaso y especializado. Lenovo, empresa que compró Motorola tras ser propiedad de Google, ya ha confirmado que pronto habrá más teléfonos compatibles.

Escenario virtual con personajes hechos como holograma de 8i.
Escenario virtual con personajes hechos como holograma de 8i.

Su objetivo es que no solo se consuma el contenido que creen, sino que en un plazo intermedio, cualquier consumidor pueda grabar y crear sus historias en ese formato, igual que hace ahora con las fotos y vídeos de su móvil. Y que tu mejor amigo pueda bailar en tu salón aunque viva a un óceano de distancia.

Más información