Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sobre el accidente de Santiago

Por fin parece que la Justicia se mueve en la dirección de buscar responsabilidades por el accidente del tren de alta velocidad Alvia, acaecido en la curva de Angrois, a un nivel superior al maquinista del tren, por muy causante último que este fuera del siniestro. No obstante, quedarse en el nivel técnico es insuficiente, y seguramente injusto. Se debería cuestionar —y también someter a juicio— todo el proceso de toma de decisión; desde la inversión, adjudicación de las obras, sistemas de explotación o fechas de inauguración. Y todo ello a partir del máximo nivel de responsabilidad, desde el ministerio y la presidencia de Adif hacia abajo.— Julio Bermejo López-Muñiz. Collado Villalba (Madrid).

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.