Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una madre encandena a su hija de 8 años a una farola por faltar a clase

La niña permaneció atada casi una hora en un aparcamiento de Kuala Lumpur, en Malasia

La niña que fue encadenada por su madre en Malasia.
La niña que fue encadenada por su madre en Malasia.

Una madre está siendo investigada en Malasia por la policía después de encadenar a su hija de ocho años a una farola como castigo por faltar a su clase de chino mandarín en el colegio.

La niña fue hallada la semana pasada atada en el aparcamiento de una pequeña localidad de Kuala Lumpur, en Malasia. Los transeúntes quedaron atónitos al verla con uniforme escolar, encadenada por un enorme candado junto a un poste de luz. Según el diario Daily Mail, que recoge la historia, tenía al lado una mochila y una botella de agua y se encontraba bastante afectada. "Se chupaba el dedo y tenía lágrimas en los ojos", ha declarado un testigo al diario inglés.

La menor estuvo sin poder alejarse de allí en torno a una hora, hasta que la policía llegó avisada por unos peatones que intentaron soltarla sin éxito. La niña contó a los agentes que su madre la había castigado de esa forma por faltar a una clase y poco después la madre, de 30 años, acudió al lugar. "Hemos establecido que era la primera vez que la niña había sido encadenada. Decidimos dejar que la madre se fuese a casa con su hija, advirtiéndole de que no lo hiciese de nuevo", declaró el ayudante del jefe de policía Mohammad Azlin Sadari. La madre será investigada por negligencia al abandonar a su hija y maltrato físico.

Más información