Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Barack Obama es un bailón

El presidente de EE UU se atreve con un tango durante su visita a Buenos Aires, pero no es la única vez que demuestra su ritmo en la pista de baile

Barack Obama es un bailón. 

No hay duda de que el presidente de los Estados Unidos lleva el ritmo en la sangre. Lo mismo baila a ritmo de rock que se marca un tango en Buenos Aires. Durante su viaje a Argentina, Barack Obama se ha atrevido nada menos que con un tango con la bailarina Mora Godoy como compañera y, a juicio de los expertos, no lo hizo del todo mal. Pero no lo hizo solo, Michelle, su esposa, formó pareja con José Lugones, un bailarín en el mismo salón.

ver fotogalería

"Me decía que no sabía bailar y yo le decía que me siga. Me dijo 'ok' y empezó a bailar él. Lo empecé a seguir yo a él porque es muy buen bailarín", contó Mora, exultante tras haber vivido uno de los momentos más importantes de su carrera. Pero esta no es la primera vez que el mandatario estadounidense ha demostrado en público sus dotes para el baile.

El pasado 21 de febrero Virginia McLaurin, una centenaria mujer afroamericana, visitó la Casa Blanca durante las celebraciones del "Mes de la Historia Afroamericana" y tuvo la oportunidad de saludar a la primera dama y al presidente estadounidense. Según la Casa Blanca, Virginia cumplió el sueño de conocer a un sorprendido Barack Obama, con el que tuvo oportunidad de bailar. El vídeo fue subido a Facebook de la Casa Blanca y en solo una hora tuvo más de cuatro millones de reproducciones.

El año pasado, de visita oficial a Kenia, la tierra de sus ancestros, se animó con el Lipala. Esta serie de pasos sugerentes es idea de Sauti Sol, la banda más de moda en el país en ese momento, que han conseguido mezclar las cadencias de las danzas tradicionales y de zonas rurales con las demandas más marchosas de las pistas discotequeras.

Durante las visitas de los Obama al programa de Ellen de Generes también han bailado. La última vez que lo hizo el presidente fue en el 2012. Michelle también ha acudido allí a promocionar sus tablas de ejercicio para fomentar la vida sana e incluso le hizo un rap a un nabo

Más información