Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Llegan las zapatillas de Nike que se atan solas

La marca anuncia que las Hyper Adapt 1.0, que muchos esperan desde el estreno de 'Regreso al futuro II', saldrán a la venta en tres colores a finales de año

 REUTERS-Live

Las zapatillas de Marty McFly se ataban solas en Regreso al futuro II. Justo cuando el pasado octubre el mundo celebraba el día en el que el McFly llegaba al futuro desde 1985, el actor que daba vida al personaje mostraba en un vídeo cómo se probaba las primeras zapatillas de Nike que se ataban solas. Las Nike Mag, inspiradas en la película protagonizada por Michael J. Fox, son una colección limitada que estará disponible solo vía subasta, y cuyas ganancias se destinarán a la fundación del actor que lucha contra el párkinson. Lo que presentó ayer la compañía va un paso más allá: las primeras zapatillas que se atan solas que saldrán a la venta para el público. Su nombre Nike Hyper Adapt 1.0 –más propio de un programa informático-, y estarán en el mercado a finales de año. Aunque solo disponibles en tres colores (blanco, negro y gris) y solo a la venta online para quienes sean miembros del portal de la compañía Nike+. La marca no ha concretado a qué precio, pero no parece que vayan a ser aptas para todos los bolsillos.

Este nuevo calzado contará con una tecnología -resultado de una investigación de ingeniería digital, eléctrica y mecánica- que hará que los cordones se aprieten o suelten presionando un botón. “Cuando uno se calce, el talón apretará un sensor y el sistema automáticamente apretará [la lazada]”, explicó Tiffany Beers, innovadora senior de la marca, en un comunicado. “Luego hay dos botones en un lado que aprietan y sueltan. Uno lo puede ajustar hasta que quede perfecto”.

“¿No sería genial que una zapato, en el futuro, pudiese sentir cuándo uno necesita que esté más o menos apretado? Eso es lo que estamos persiguiendo. En el futuro, será una realidad”, añadía en la nota el diseñador Tinker Hatfield, con la aspiración de que en un futuro el diseño no incluya ningún botón manual y se ajuste de manera automática en función del suelo y las necesidades del pie a lo largo del día. Algo que puede suponer un gran avance, sobre todo, para la comodidad de atletas profesionales –incluso podría evitar lesiones- o hacer la vida algo más sencilla a quien se las puedan permitir.

El nuevo y esperado diseño de Nilke, que ya pronosticó Robert Zemeckis en su película de 1989 –aunque en la ficción llegaban un año antes-, fue presentado ayer en Nueva York como parte de las nuevas innovaciones tecnológicas de la firma deportiva, que incluyen una actualización de su aplicación y el uso de un nuevo material que impide que el barro se quede atascado en las zapatillas de fútbol. Todo con su objetivo de alcanzar los 50.000 millones de dólares de ingresos en 2020.