Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cara Delevingne vaticina una ola de acoso en Facebook

“Da todos los ‘Me gusta’, pero si tienes un mal pensamiento sobre alguien, guárdatelo para ti”, dice la modelo y actriz sobre los nuevos botones de la red social

“A más de tres millones de personas les gusta esto” anuncia la página de Facebook de Cara Delevingne. Más de 27 millones la siguen en Instagram. Y casi cinco están atentos a todo lo que escribe en Twitter. La modelo británica le debe mucho a las redes sociales. Ella lideró esa nueva generación bautizada como “las supermodelos sociales” porque han sabido hacer de ellas su mejor anuncio.

Como gran defensora de todas estas plataformas, Delevingne siempre ha señalado lo que le gusta de ellas. Pero también es muy directa sobre lo que no le gusta de esta nueva forma de comunicación. Este fin de semana, en una entrevista con el suplemento Sunday Times Style, la modelo y musa de Karl Lagerfeld criticaba los nuevos emoticonos de Facebook que permiten calificar con más precisión una publicación. “Si puedes ir por ahí poniendo que no te gusta la foto de alguien, eso va a desencadenar una nueva ola de acoso”, dice Delevingne.

Thank you @karllagerfeld @chanelofficial for such an incredible show! ❤️✈️🚀❤️ (nose picker spotted)

Una foto publicada por Cara Delevingne (@caradelevingne) el

“Estas compañías están haciendo mucho dinero, solo quieren tener lo último”, continúa en la entrevista la modelo y también actriz de 23 años. Los nuevos botones lanzados mundialmente la semana pasada por el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, permiten decir si una publicación te gusta, te encanta, te divierte, te enfada o te entristece. Las probaron antes en algunos mercados, como España, y por la respuesta tan positiva lo extendieron a todo el mundo. Pero Cara Delevingne no parece igual de contenta. “En todo caso va a hacer daño a la gente, creo de verdad que deberíamos ir en contra de esto”, dice. “Da todos los ‘Me gusta’, pero si tienes un mal pensamiento sobre alguien, guárdatelo para ti”.

El acoso y el escrutinio al que se ven sometidos los famosos, especialmente las mujeres, es una de las luchas más habituales contra las redes sociales. La propia Delevingne también lo ha denunciado alguna vez. Y la creadora de Girls, Lena Dunham, dejó de llevar personalmente su cuenta de Twitter por la cantidad de comentarios negativos que recibía. La gota que colmó el vaso fue cuando una niña de nueve años la llamó “puta”.

Es también la razón por la que muchas actrices se niegan a unirse a las redes sociales. “Tienen un gran impacto en la autoestima de las mujeres, porque todo lo que hacen es diseñarse a sí mismas para gustar a la gente”, decía Kate Winslet hace unos meses. Para muchos ha sido una forma de que los paparazis pierdan interés por ellos, porque ahora son ellos quienes manejan el flujo de información. Para otros es abrir una ventana a su vida privada. Scarlett Johansson, Julia Roberts, Jennifer Lawrence o Emma Watson, por ejemplo, son otras de las que se niegan a abrirse cuentas.

Las celebrities que han sabido encontrarles un uso exigen más control sobre este tipo de usuarios negativos y menos censura sobre determinados temas, como las fotos de desnudos. Una vez más, Cara Delevingne fue de las primeras en subir una foto a Instagram en topless contra la censura que ejerce la Red. Rihanna llegó a abandonar durante meses la plataforma por el mismo motivo. Y Madonna, Miley Cyrus o Chrissy Teigen han sido otras de las defensoras del Free the nipple. En numerosas ocasiones, han intentado desafiar unas políticas que consideran sexistas.

Más información