Londres, el nuevo Hollywood

Antonio Banderas se suma a las estrellas del cine que abandonan Estados Unidos para afincarse en Europa

Una de las casas prefabricadas de la constructora Huf Haus. Huf Haus / EL PAÍS VÍDEO

A pocos meses de lanzar su primera colección de ropa, asociado a la firma danesa Selected Home, y mientras aún recibe clases en la prestigiosa escuela de diseño Central Saint Martins en Londres. Antonio Banderas confirmó ayer en una entrevista en el diario The Sunday Times que se ha comprado una casa en Surrey, un condado al sudeste de Inglaterra.

Se trata de una de las 200 casas prefabricadas de lujo construidas por el estudio alemán Huf Haus en Reino Unido. Tiene cinco habitaciones y le ha costado 2,4 millones de libras (3,1 millones de euros). Tras finalizar su divorcio con Melanie Griffith el pasado diciembre y vender la casa que compartían en Los Ángeles, Banderas vivirá en esta nueva residencia con su actual pareja Nicole Kimpel.

Antonio Banderas y Nicole Kimpel en el estreno de la película 'Los 33' el pasado noviembre.

Mantendrán la mansión como base al menos durante los próximos cinco años hasta que el malagueño termine sus estudios de diseño en Londres, ya que el pueblo, en plena campiña inglesa, está a tan sólo 50 kilómetros de la ciudad.

“Esta casa me da la simplicidad y libertad que necesita mi vida en este momento”, contó el actor en el diario inglés. “Encuentro Surrey completamente mágico. Yo ya no soy una persona que va de fiesta, aquí tengo el espacio y la paz para escribir y poder pensar. Estoy trabajando en varios guiones propios”. Además, le permitirá estar cerca de las producciones en España y de la industria de cine en inglés. De hecho, cada vez más celebrities de Hollywood se mudan a Londres y alrededores.

Interior de uno de los prototipos de vivienda fabricado por Huf Haus.

East Sussex, donde se ha comprado la casa Antonio Banderas, lo llaman el Beverly Hills de Reino Unido por la cantidad de famosos que viven en sus alrededores. La actriz australiana, Cate Blanchett, compró también este año una mansión victoriana de siete habitaciones en la zona por 3,8 millones de euros. No muy lejos de donde vive otra de las actrices con la que está compartiendo la carrera de premios esta temporada, Kate Winslet.

Cada vez más grandes producciones de Hollywood se ruedan en los estudios de Londres. Este lunes empieza la producción del Episodio VIII de Star Wars. Y por eso, cada vez más estrellas se mudan a la capital inglesa. Compran y alquilan casas sabiendo que pasarán largas temporadas allí. Como Nicolas Cage, que empezó pasando las navidades hasta alargar su estancia en la casa que tiene en Somerset.

Vivir en la City, o en un radio cercano, les permite la conexión con Europa, al tiempo que desconectan del mundo de la industria que se vive en Los Ángeles. El año pasado, por ejemplo, se habló de que Brad Pitt y Angelina Jolie buscaban casa por la zona, para que la actriz y directora, como embajadora de la ONU, pudiera estar más cerca de la política europea.

Probablemente, una de las razones por las que George y Amal Clooney compraron una casa de nueve habitaciones cerca de Reading por 13 millones de euros, que han estado reformando en los últimos meses. Ella desarrolló la mayor parte de su carrera en Londres y aún pasa mucho tiempo entre Europa y Oriente Medio, por lo que el traslado a Inglaterra parece una opción lógica.

Más información