Selecciona Edición
Iniciar sesión

La OTAN se involucra

Implicar a la alianza militar en la crisis de los refugiados es un paso desesperado

Los ministros de Defensa de los países de la OTAN han decidido, a petición de Alemania, Grecia y Turquía, involucrar a este organismo en la crisis de los refugiados. De momento, enviarán al Egeo tres buques de guerra, a los que más adelante se sumarán otros efectivos, para interceptar los barcos y perseguir a las mafias que facilitan el tráfico de personas. La decisión de implicar a la alianza militar es un nuevo paso a la desesperada tras el cierre de fronteras decretado por algunos países, para contener los flujos de refugiados, tras la imposibilidad de acordar una política común de asilo con reparto equitativo como proponía la canciller alemana, Angela Merkel. En lugar de eso se ha entrado en una dinámica en la que todos tratan de escabullirse y endosar el problema al vecino.

La decisión se ha tomado al tiempo que arranca el ultimátum dado por la UE a Grecia para que en un plazo de seis meses garantice un control efectivo de las fronteras; de lo contrario, permitirá que los diferentes países establezcan controles fronterizos. Pero aunque Grecia se esfuerce, difícilmente podrá afrontar la gestión del aluvión de refugiados que recibe. Solo el año pasado llegaron al país 868.000, y este año ya lleva casi 80.000.

La implicación de la OTAN implica reconocer el fracaso de los dispositivos de Frontex, la agencia europea de control de las fronteras exteriores, y se adelanta a la creación de la policía europea de fronteras acordada recientemente. Pero militarizar las aguas de tránsito no resolverá el terrible problema que se ha creado. Lo único que hará es concentrarlo en mayor medida sobre los países no europeos, particularmente Turquía. Ankara ya ha decidido poner vallas en su frontera con Siria y ha pedido a la OTAN que ayude con sus aviones a sellarla. Junto a esa frontera se agolpan entre 30.000 y 50.000 sirios, a los que se pueden sumar otros tantos si prosigue la ofensiva contra la ciudad de Alepo.