Así es la nueva ‘Playboy’ sin desnudos

La revista publica en marzo su primera portada tras 62 años con modelos vestidas y hace un guiño a los 'selfies'

Portada del número de marzo de 'Playboy'. Playboy

En octubre de 2015 Playboy anunciaba que pondría fin a 62 años de desnudos. En diciembre Pamela Anderson protagonizaba la última portada de la revista en la que salía un desnudo. Ahora la nueva etapa de la publicación ha contado con la participación de la modelo Sarah McDaniel. Este nuevo ciclo, sin embargo, sigue siendo sugerente y además ha hecho un guiño a los selfies y a Snapchat. Quizá por ello no resulta raro que McDaniel haya sido la escogida. La modelo saltó a la fama después de que sus autorretratos en Snapchat salieran publicados en varias revistas online como Brobible.

En cuanto a los desnudos, los sigue habiendo, pero son mucho menos explícitos. Ya lo había adelantado Scott Flanders, consejero delegado de Playboy. Las imágenes serán aptas para mayores de 13 años y menos producidas, al estilo de Instagram. “Un poco más accesibles, un poco más íntimas”, dijo. Con esta apuesta la revista se asegura de que sus imágenes puedan tener cabida en las redes sociales, clave en el desarrollo actual de los medios de comunicación.

El número con Sarah McDaniel, que es fácilmente reconocible entre otras modelos porque tiene un ojo de cada color, una condición genética llamada heterocromía iridum, sale a la venta el próximo 12 de marzo, pero en la web de la publicación ya se pueden apreciar algunas imágenes. “La idea de las fotos era que se me viera desde la perspectiva que lo haría mi novio”, explica ella.

Sarah McDaniel para 'Playboy'. Playboy

Según el New York Times, ahora las modelos que aparezcan desnudas en las páginas interiores de la edición utilizarán sus brazos para cubrirse. El diario también adelantó que este nuevo número tendrá un póster central con una fotografía de la bisnieta de Ernest Hemingway, Dree Hemingway. Otra de las novedades es que la revista ha decidido no usar Photoshop en sus imágenes. "Playboy tendrá una imagen más moderna y limpia. Seguirá habiendo una playmate del mes, pero las fotos serán parecidas a los perfiles más atrevidos de Instagram", señaló el consejero delegado.

Flanders, le llevó la propuesta de abandonar los desnudos a Hugh Hefner, su fundador, y se la vendió como la única solución para el futuro de la publicación que ha pasado de vender 5,6 millones de ejemplares en sus inicios a 800.000 ahora. Y todo, dicen sus responsables, por culpa de Internet. Tras el logo de la conejita con pajarita, Hefner creó un imperio que aún vende todo tipo de productos por el mundo y soporta las pérdidas anuales de la publicación. Pero hubo un tiempo en que fue al revés, y Playboy tiraba del negocio como escaparate para actrices, modelos y cantantes. Jenny McCarthy o Anna Nicole Smith se hicieron famosas a partir de sus portadas. Y mujeres como Sharon Stone, Madonna, Naomi Campbell o Drew Barrymore aparecieron desnudas en sus páginas en los años ochenta y noventa como una forma de promocionar sus carreras.

Más información