Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El suburbio invisible de Tanzania

Los vecinos de Tandale buscan soluciones a las inundaciones que los asuelan cada temporada de lluvias

El distrito de Tandale no sale en los mapas de Dar Es Salaam. La ausencia de planificación hace que se inunde en la temporada de lluvias, pero sus vecinos han ideado un sistema para paliar los daños

Salim Mtepetallah ha enviado a su mujer y a su hija recién nacida fuera de la ciudad para ponerlas a salvo, lejos de su casa del suburbio de Tandale, en la ciudad tanzana de Dar Es Salaam. Durante la estación de precipitaciones, Tandale no es un lugar seguro para los bebés.

“Cuando la lluvia amaina aparecen las enfermedades y, aunque nuestra casa se libra de las inundaciones, han tenido graves consecuencias para mis parientes y vecinos”, explica Mtepetallah, de 30 años.

Hoy, tres semanas después de que cayese la última gota de agua, buena parte del suburbio sigue inundada. En una pequeña charca de barro, cientos de mosquitos recién nacidos revolotean sobre el agua tranquila, formando una membrana viviente. Estos insectos no solo son un incordio zumbante, sino también portadores de malaria.

Para enfrentarse al problema de las inundaciones ocasionales, y la devastación y la muerte que las siguen, Salim Mtepetallah y otros vecinos luchan contra el agua con un arma sorprendente: un sencillo GPS.

Aunque Tandale tiene unos 55.000 habitantes, centenares de tiendas y un ingenioso sistema de senderos y carreteras, en los mapas oficiales de Dar Es Salaam el distrito solo está representado con curvas de nivel. Como la mayor parte de la ciudad, Tandale no se construyó siguiendo un plan meticuloso, sino que ha surgido de manera anárquica.

Peatones tratan de cruzar las calles inundadas de Dar es Salaam (Tanzania) en marzo del año pasado.

El distrito está construido a ambos lados de un río, en una zona baja de la ciudad. A causa de la falta de planificación urbana, Tandale no tiene un sistema de alcantarillado. La ausencia de un servicio de recogida de basura provoca que el río esté obstruido con todo tipo de residuos, que impiden que el agua fluya durante las estaciones de lluvias. En consecuencia, Tandale sufre inundaciones.

Dar Es Salaam, en datos

● Dar Es Salaam, la ciudad más grande de Tanzania, es una de las urbes africanas que crece a mayor velocidad.

● La ciudad tiene unos cuatro millones de habitantes, pero se prevé que el número se disparará hasta los 21 millones en los próximos 40 años.

● Siete de cada diez personas de Dar Es Salaam viven en los suburbios.

● La ciudad costera se enfrenta a graves lluvias torrenciales en las estaciones lluviosas, y algunos científicos predicen que el cambio climático traerá lluvias más potentes y frecuentes. Además, Dar Es Salaam es, entre las mayores ciudades africanas, la que más probabilidades tiene de sufrir las peores consecuencias de las tormentas y del aumento del nivel del mar.

Las casas y los objetos de valor quedan destruidos, y las tiendas locales están paralizadas. El agua pluvial se mezcla con la orina y las heces de las letrinas que se desbordan, y las casas y los locales se inundan con aguas repletas de gérmenes. Cuando el nivel del agua baja por fin, los vecinos tienen que enfrentarse a las enfermedades e infecciones que siguen a la inundación.

Armados de GPS, lápiz y portapapeles, Salim Mtepetallah y otros vecinos patean su barrio para registrar la localización exacta de carreteras, colegios, tiendas y casas construidas por los residentes del suburbio. Además, registran los puntos en los que las consecuencias de las inundaciones son más devastadoras. Al usar drones para medir la topografía de la zona, los cartógrafos también pueden predecir dónde se acumulará el agua cuando lleguen las lluvias torrenciales.

El proyecto se llama Ramani Huria y está organizado por Humanitarian OpenStreetMap Team. El objetivo de este proyecto, apoyado por el Banco Mundial, es elaborar mapas de los barrios de Dar Es Salaam más vulnerables a las inundaciones.

La ciudad nunca se había plasmado con tanta precisión. Estos mapas constituirán la base del plan de emergencia para abordar las inundaciones del futuro. En teoría, debería poder predecir qué zonas se ven más afectadas por las inundaciones repentinas, y cuándo advertir y evacuar a los ciudadanos. El objetivo final es atajar y evitar la destrucción de casas y la pérdida de vidas provocadas por las inundaciones recurrentes.

Mientras que la gente de Tandale espera las mejoras, los hogares se preparan por su cuenta para las siguientes lluvias. En ausencia de un plan central, los habitantes de los suburbios recurren a remedios caseros para proteger sus casas del agua.

Así las cosas, la comunidad se ha sumido en una especie de carrera armamentística, donde los residentes compiten para construir sus chabolas sobre los cimientos más altos posibles, lo que en la práctica envía el agua a sus vecinos. Mohamed Yusuf Issa Mbwana invirtió sus ahorros en ello, para poder mantener su casa seca cuando la lluvia empieza a caer.

Otro vecino de Tandale, Ali Kijaji Ramadhani, está usando un sistema casero que consiste en una cuerda con la que eleva sus muebles y los deja suspendidos junto al techo cuando el agua anega su salón.

Sin embargo, aún está por ver si el mapa que Salim Mtepetallah ultima con gran esfuerzo llevará a un futuro más seguro o más incierto para el suburbio. Esto dependerá, a fin de cuentas, de si el Ayuntamiento emplea los nuevos mapas detallados para ofrecer a la comunidad un sistema de alcantarillado y depuración de aguas residuales que se necesita con extrema urgencia.

Salim Mtepetallah se muestra optimista de cara al futuro, y está deseando que acabe la estación de lluvias para volver a ver a su mujer y a su hija. “En cinco años Tandale ya no tendrá inundaciones”, afirma.

Más información