Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Duelo de titanes

Ben Affleck y Henry Cavill encarnan a dos mitos cada vez más ambiguos en 'Batman v. Superman: El amanecer de la justicia'

Después de haberse consagrado como actor y director de prestigio por películas como Argo (2012) o Perdida (David Fincher, 2014), podría parecer que Ben Affleck ha dado un paso atrás al volver al cine de acción más comercial para interpretar a un nuevo Batman. Otro argumento en esa dirección es que, a los 43 años, el californiano recoge el testigo del hombre murciélago a un nivel difícilmente superable, el que dejó Christian Bale en la reciente y encumbrada trilogía dirigida por Christopher Nolan. Además, Affleck ya tuvo una experiencia en el cine de superhéroes protagonizando la discreta Daredevil (2003), justo en el momento de mayor decadencia de su carrera. Interpretando al abogado ciego en busca de justicia compartió cartel con la que se convertiría en su esposa durante una década y en madre de sus tres hijos, Jennifer Garner. Ahora, seis meses después de divorciarse, a Ben Affleck se le ha visto con un tatuaje enorme de un ave fénix en la espalda y, como el millonario Bruce Wayne (alter ego de Batman), parece que el éxito no es suficiente para él y tendrá que renacer de sus cenizas y exorcizar sus demonios poniéndose una máscara y combatiendo el mal. Lo hará en Batman v. Superman: El amanecer de la justicia, que se estrenará el 25 de marzo y donde se enfrentará a un Henry Cavill que repite haciendo de Clark Kent tras El hombre de acero (2013). A diferencia de Affleck, Cavill aún no es una estrella tan reconocible, pero como él, tiene ante sí el reto de que su figura quede popularmente asociada al “último hijo de Krypton”, ya que aún hoy sigue vinculada al desaparecido Christopher Reeve, casi 30 años después de que se quitase la capa roja.

Fotograma de 'Batman v. Superman: El amanecer de la justicia'.

Ben Affleck no se ha puesto en la piel de Batman por un capricho o como un trabajo de transición. El amanecer de la justicia es la primera de tres películas. A finales de año o comienzos de 2017 llegará La liga de la justicia y, en 2018, tiene previsto hacer una última vez del caballero oscuro. Affleck, ante las inminentes e inevitables comparaciones con los que se han puesto esa máscara antes que él, ha explicado en una entrevista a una revista francesa cómo es su Batman. Lo primero ha sido marcar la diferencia con el de Christian Bale. “Christopher Nolan usó a Batman para contar una historia concreta, aquí hemos trabajado para anticipar La liga de la justicia y también está Superman. El Batman de Nolan no forma parte de un universo donde tiene que convivir con otros superhéroes. Mi versión es diferente, pero se mantiene fiel a la mitología del personaje de Batman y a todo lo relacionado con ella”. Habrá batmóvil y batcueva, pero lo prioritario era un guion que vinculase al hombre murciélago con lo ocurrido en El hombre de acero y poder así integrarle en la trama de Superman. El director Zack Snyder (300 y Watchmen), que ha dicho de Affleck que es “un Batman increíble”, ha adelantado detalles de la película. Superman se ha convertido en una figura cada vez más cuestionada, hasta el punto que Bruce Wayne decide que es un peligro para la sociedad y debe volver a ponerse el traje de Batman para detenerle.

También han surgido los primeros rumores y spoilers en las redes. Muchos de ellos apuntan a que este Batman será más sanguinario que de costumbre, hasta el punto de que aniquila criminales sin perder la sonrisa y puede llegar a parecer un poco sádico.

Cavill, de la corte Tudor a Metrópolis

I. G.

Tiene los ojos azules y ese rostro y peinado, entre angelical y con masculinidad clásica, idóneos para ser Clark Kent y Superman. Aunque es la segunda vez que lo hace, a sus 32 años el británico Henry Cavill sigue siendo recordado por el papel de Charles Brandon, primer duque de Suffolk, que interpretó en Los Tudor. El éxito de la serie protagonizada por Jonathan Rhys Meyers le mantuvo ocupado entre 2007 y 2010. Después, participó en Si la cosa funciona de Woody Allen, antes de protagonizar El hombre de acero en 2013. Su último trabajo ha sido bajo las órdenes de su compatriota Guy Ritchie en Operación U.N.C.L.E. El universo de los superhéroes no parece desentonar con su personalidad, ya que hace años declaró que de no haber sido actor le hubiese gustado alistarse en el ejército. Su vida sentimental también apunta a un gusto por la acción. Estuvo comprometido con la amazona Ellen Whitaker y con la actriz y ex luchadora de artes marciales Gina Carano.

Henry Cavill ha hablado sobre su papel, principalmente para aclarar que no habrá ningún cambio intencionado en este Superman como forma de contrarrestar las malas críticas que recibió tras el estreno de El hombre de acero. Esas opiniones resumieron la película como un taquillazo al uso, en lugar del regreso al cine que merecía uno de los personajes bandera de la factoría de cómics DC. Cavill afirma que con esta nueva entrega el objetivo es hacer el mundo de Superman más grande, pero sin variar conceptos por culpa de los ataques de algunos tuiteros.

“La gente quizás se basó en cosas de la cultura popular asociadas al superhéroe, pero Superman es muy complicado. En esta película el personaje se va a desarrollar mucho y de un modo muy interesante”. Para comprobar el resultado del trabajo de Affleck y Cavill habrá que esperar al 25 de marzo, fecha en que también se hablará de la aportación de Amy Adams (Lois Lane), Gal Gadot (Wonder Woman), Jesse Eisenberg (Lex Luthor) o Jeremy Irons como Alfred, el mayordomo de Bruce Wayne.

El director de la cinta ha querido, por último, tranquilizar a los seguidores de ambos superhéroes, ya que ninguno de ellos saldrá mal parado de su enfrentamiento. Batman y Superman deberán formar un equipo con el resto de titanes para La liga de la justicia, donde se medirán a “un temible villano como no se había visto hasta ahora”, augura Zack Snyder. Irónicamente, Ben Affleck ha tenido estos días un acercamiento con su ex Jennifer Garner, con quien ha asistido al funeral del guionista y productor Sean Whitesell. En el sepelio, también se encontró con su predecesor como Batman: Christian Bale.

Más información