Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guía rápida para entender cómo se hereda la calvicie

Ni mirando al progenitor ni al abuelo materno. No se puede predecir la alopecia que depende, en cierta forma, de nuestro estilo de vida

Guía rápida para entender cómo se hereda la calvicie
Cordon Press

Si hay una pregunta que todo hombre se hace a lo largo de su vida, una que le hará sentirse condenado o privilegiado según sea la respuesta, si hay una forma rápida de devolver a alguien a la realidad, esa es preguntando: "¿Tu padre es calvo?". Es el recordatorio de que estamos en manos de la genética. Es el recordatorio, en fin, de que podemos empezar a perder pelo en cualquier momento. Porque todo el mundo dice que si tu padre es calvo, tú lo serás también.

Es así de simple: en una familia con 10 hijos no todos tendrán la misma calvicie a la misma edad porque los genes no se heredan en la misma proporción. Habrá de todo: dos con mucho pelo, dos totalmente calvos y los otros seis medio calvos

Ramón Gribalt, profesor de dermatología de la Universidad Internacional de Cataluña

Pero, ¿cuán cierta es esta afirmación? Ramón Grimalt, coordinador del grupo de Tricología de la AEDV, opina que poco. “Es falso decir que, si tu abuelo y tu padre son calvos, tú también lo serás. No se puede saber el grado de calvicie que se hereda, solo sabemos que tienes más riesgo. Pero, ¿serás calvo? Nadie puede saberlo”, afirma este profesor de dermatología de la Universidad Internacional de Cataluña.

La alopecia más común (un 95% de los casos) y de la que normalmente se habla es de la androgenética, relacionada con factores genéticos y hormonales. En su herencia intervienen diversos genes, cuyo número exacto se desconoce, lo que lo convierte en un proceso más complejo y de difícil predicción. Sucede lo mismo, por ejemplo, con el color de los ojos, otro caso de herencia multigénica. Puede suceder que el hijo de unos padres de ojos marrones sorprenda a sus progenitores con un iris azul, herencia de algún otro familiar, o que su color resulte de la mezcla de los de los progenitores. “Es así de simple: en una familia con 10 hijos no todos tendrán la misma calvicie a la misma edad porque los genes no se heredan en la misma proporción. Habrá de todo: dos con mucho pelo, dos totalmente calvos y los otros seis medio calvos”, comenta Grimalt.

Un estudio apuntó a que algunos factores externos pueden ser claves en el grado de desarrollo que alcanza la alopecia. Los sujetos que fumaban, eran sedentarios, tenían sobrepeso, tomaban más de cuatro bebidas alcohólicas por semana o llevaban gorra tenían una alopecia más avanzada

Debido precisamente a esta herencia multigénica el profesor disiente de los estudios que afirman que uno de los genes determinantes de la alopecia androgenética está asociado al cromosoma X (que en el caso de los hombres se hereda de la madre) y que, por lo tanto, hay que observar al abuelo materno para hacerse una idea del futuro capilar.

Grimalt pone un ejemplo de lo inútil que resulta intentar hacer cábalas con uno o dos genes sobre los resultados de un proceso en los que interviene un número indeterminado de ellos. “Hace años me presentaron un kit para detectar si habíamos heredado la calvicie androgenética. Lo analizamos en casos que luego han evolucionado y vimos que es muy poco fiable porque solo comprobaba dos de los genes implicados”.

No todos los varones a los que se les cae el pelo sufren alopecia androgenética. El doctor insiste en que la calvicie es un síntoma, como puede serlo la fiebre en una gripe, que se puede deber a distintos tipos de alopecia o a distintos motivos para perder el cabello. “Yo puedo padecer una ligera calvicie androgenética y además otro tipo de proceso que me haga perder pelo como el estrés, una mala alimentación, un mal cuidado del cabello o una enfermedad del tiroides, ahora que está tan de moda el deporte extremo, hay bastantes deportistas que sufren de hiperteroidismo, un exceso de hormonas tiroideas que también perjudica la salud del pelo”, enumera el doctor Grimalt.

En un estudio, publicado en 2013 en la revista Plastic and Reconstructive Surgery, se comprobó la evolución de la calvicie androgenética en 92 parejas de gemelos idénticos. Los investigadores concluyeron que algunos factores externos pueden ser claves en el grado de desarrollo que alcanza la alopecia. Los participantes respondían a un test exhaustivo sobre sus hábitos, si tenían hijos, si hacían ejercicio, incluso si solían llevar gorra. Las conclusiones fueron que los gemelos que fumaban, eran sedentarios, tenían sobrepeso, tomaban más de cuatro bebidas alcohólicas por semana o llevaban gorra tenían una alopecia más avanzada. Este estudio también indica que la testosterona puede influir en la caída del cabello, de esta manera, los gemelos que realizaban deporte muy intenso y anaeróbico aumentaban los niveles de esta hormona masculina y veían empeorar su calvicie.

El consuelo es que, aunque no podamos decir, a ciencia cierta, si será calvo o no en un futuro, al menos ya sabe que, si finalmente desarrolla alopecia, el grado hasta el que esta evolucione depende en cierta medida de usted. Aún hay esperanza.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.