Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El polémico selfi de ‘miss’ Israel y ‘miss’ Líbano

La modelo libanesa recibe numerosas críticas y la amenaza de perder su título por aparecer junto a la israelí en una fotografía

Ampliar foto
La imágen de la polémica. Desde la izquierda: Dorón Matalón (Israel), Saly Greige (Líbano), y las representantes de Eslovenia y Japón.

El conflicto entre Israel y Líbano parece que no da tregua ni en un simple concurso de belleza. Una foto en la que aparecen las candidatas a Miss Universo israelí, Doron Matalon, y la libanesa, Saly Greige, ha desatado una fuerte controversia, que ha llegado incluso a amenazas personales de sus conciudadanos y de las autoridades de su país de arrebatarle el título de miss a esta última.

La imagen, un selfi grupal, mostraba a las dos modelos junto a las representantes en el concurso de Japón y Eslovenia, y fue subida por Matalon a su cuenta de Instagram. Tras las amenazas, Greige salió a defenderse de los ataques de sus seguidores en la red social y culpó a su colega del hecho. “La verdad detrás de la foto. Desde el primer día de mi llegada para participar en Miss Universo me cuidé mucho de evitar encontrarme en una foto o cualquier comunicación con miss Israel (que en varias ocasiones trató de fotografiarse conmigo). Me estaba sacando una foto con miss Eslovenia y miss Japón y de repente miss Israel se metió, sacó un selfi y la subió a las redes sociales”, escribió en su muro. En su Instagram, en la foto la candidata israelí ya no aparece.

Matalon se sintió ofendida por el comentario y a pesar de compartir infinidad de horas en las actividades y los ensayos, también decidió contestarle por Instagram. “No me sorprende, pero aún así me causa tristeza. Qué pena que no podáis sacar la hostilidad del juego”, le respondió.

La polémica no terminó en esos primeros comentarios. Otras candidatas a Miss Universo se metieron en la polémica y dejaron mal parada a Greige al fotografiarse junto a la israelí en señal de apoyo. Una de ellas fue miss Francia, con quien compartió un cartel en sus manos que decía: “Je suis Charlie”, en alusión al atentado yihadista sufrido por el semanario galo la semana pasada.

Miss Egipto también quiso tomar partido en la polémica, y en su fotografía aparece abrazada a Matalon. Una imagen que generó un gran impacto en Jerusalén, hasta el punto de que incluso opinó al respecto un portavoz del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien calificó la instantánea como “un ejemplo”.

Si la controversia llegó a miles de personas a través de las redes sociales, también era de esperar que llegara a oídos de uno de los dueños de Miss Universo. El magnate estadounidense Donald Trump se mostró disgustado por la situación y dejó en claro que esta clase de comportamiento no forman parte del espíritu del concurso de belleza. “Es muy desafortunado que una foto de cuatro mujeres de distintas partes del mundo sonriendo, trabajando juntas en un evento, pueda ser malentendida como cualquier cosa menos lo que es: la celebración de la amistad universal. Y de eso trata el desfile Miss Universo”, resaltó en un comunicado.

Fe de errores

iNI