Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Un giro no tan imprevisto

Leo con interés cuanto se ha publicado respecto al cambio de política de Estados Unidos respecto a Cuba. Echo en falta (quizá se haya dicho, pero no lo he leído) la mención de un factor que considero determinante para entender este cambio: la creciente presencia china en la isla.

El férreo bloqueo americano al comercio con Cuba ha sido muy eficaz para que los cubanos hayan vivido bajo mínimos, pero políticamente no ha servido para los fines que teóricamente lo inspiraron: el derrocamiento del régimen castrista. Pero la larga mano de las represalias americanas a quien se atreviera a desafiar el bloqueo no llega a China. Así que, poco a poco y sin hacer ruido, han llegado los chinos, cada vez más presentes en Cuba y en su economía. No hay más que darse una vuelta por aquellas tierras para comprobarlo.

Es obvio que Estados Unidos está interesado en manejar la economía cubana cuando cambie la actual situación política. Pero he aquí que de pronto han aparecido los omnipresentes chinos, unos temibles competidores. Entiendo que cualquier análisis serio de lo que está ocurriendo estos días debe tener muy en cuenta esta realidad.— Jaime Unceta Satrústegui.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.