Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Epidemiología

Médicos europeos demandan excedencias pagadas para ir a combatir el ébola

Medio centenar de prestigiosos especialistas piden en una carta abierta que el personal sanitario del sector público se pueda movilizar como los militares ante situaciones de emergencia internacional

Centro de MSF dedicado al ébola, en Kailahun (Sierra Leona) Ampliar foto
Centro de MSF dedicado al ébola, en Kailahun (Sierra Leona)

Casi medio centenar de reconocidos médicos y científicos europeos exigen hoy a sus gobiernos que permitan a su personal sanitario coger excedencias pagadas para viajar a África a luchar contra la epidemia de ébola. En una carta abierta publicada hoy en la revista médica The Lancet, los expertos urgen a las autoridades a que “movilicen todos los recursos posibles para ayudar a África occidental a controlar esta horrible epidemia”, que consideran “totalmente fuera de control”. Los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hablan de 2.917 muertos por el virus y la institución advierte de que el número de casos se podría disparar hasta los 20.000 infectados en noviembre si no se actúa ya con contundencia.

Uno de los firmantes españoles de la carta, Esteve Fernández, presidente de la Sociedad Española de Epidemiología, compara las posibles excedencias pagadas de los médicos europeos con lo que ocurre “cuando se envían militares, con su sueldo, a emergencias en otros países”.

Los firmantes piden a las autoridades “incentivar” los vuelos a los países afectados

Los expertos también instan a las autoridades a acabar con las prohibiciones de volar a los países afectados, Guinea, Liberia, Nigeria, Senegal y Sierra Leona. Para los especialistas, la medida es “no sólo innecesaria desde el punto de vista epidemiológico, sino también contraproducente”, al obstaculizar las ayudas. En su lugar, piden “incentivos” para viajar a estos países y la movilización de transportes militares y civiles por tierra, mar y aire para llevar alimentos, suministros y personal a las regiones azotadas por el ébola.

La carta ha sido promovida por José María Martín Moreno, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valencia y consultor de la OMS. Entre los 44 firmantes se encuentran prestigiosos expertos, como Vesna Bjegovic, presidenta de la Asociación de Escuelas Europeas de Salud Pública; Ildefonso Hernández, presidente de la Sociedad Española de Salud Pública y Administraciones Sanitarias; y Peggy Maguire, presidenta de la ONG Instituto Europeo de la Salud Femenina.

Vacunas gratis

Los autores sugieren, sin llegar a afirmarlo con rotundidad, que los ciudadanos de los países afectados deberían tener acceso gratuito a los futuros tratamientos y vacunas efectivas contra el virus, ya que sus enfermos participan en los ensayos clínicos. “Las poblaciones afectadas deberían beneficiarse de sus contribuciones a la investigación”, lanzan.

“La epidemia de ébola podría convertirse en una crisis geopolítica”, advierten los firmantes

Los especialistas añaden que “las ayudas se deberían canalizar a las organizaciones que ya están en el terreno, en particular a las dirigidas o principalmente compuestas por personas de África occidental”. Los expertos, no obstante, aplauden el papel de algunas ONG internacionales. “Médicos Sin Fronteras ha estado desempeñando un papel importante, pero los grupos encabezados por africanos occidentales están en la mejor posición para atraer apoyos locales, para actuar como mediadores culturales entre los actores internacionales y las poblaciones locales y para capacitar a las partes interesadas de la comunidad”, opinan.

“Desde que Ban Ki-moon suplicó ayuda a la comunidad internacional, el pasado 5 de septiembre, varios países han dado un paso adelante con donaciones, equipos y personal. Esta respuesta global se espera desde hace mucho tiempo, pero deseamos que nuestras democracias europeas (construidas sobre los principios de solidaridad, equidad y protección social) compensen el tiempo perdido con celeridad, determinación y compromiso. La epidemia de ébola representa un imperativo de salud pública; sin control, podría muy bien convertirse en una crisis geopolítica”, remachan.

Más información