Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Músculos, 'selfies' y porno: por qué el hombre de hoy es 'spornosexual'

El cuerpo musculado, la sexualidad latente y la camiseta opcional... El creador del término 'metrosexual' actualiza su visión de la masculinidad

Músculos, 'selfies' y porno: por qué el hombre de hoy es 'spornosexual'

Han pasado ya 20 años desde que el periodista inglés Mark Simpson acuñara el término metrosexual para definir a una especie que, aseguraba este hombre, estaba en auge: el hombre heterosexual con alto poder adquisitivo preocupado por su imagen personal, el estilo y la moda. Pero aquello fue en los locos años noventa, cuando James Bond todavía no tenía pectorales y la idea de que un hombre se cuidara era tan marciana que había que inventarle un nombre propio. Hoy el término se usa de forma irónica, paródica incluso del tiempo que ha pasado desde entonces. Ahora lo nuevo es otra cosa.  Y ahora Simpson ha vuelto a crear una nueva definición el hombre de hoy. Ha nacido el spornosexual.

Si alguien necesita ver lo que es un 'spornosexual' y no está suscrito a ningún gimnasio, que vea 'Don Jon', donde Joseph Gordon Levitt se adelantaba al término interpretando a uno de forma redonda
Si alguien necesita ver lo que es un 'spornosexual' y no está suscrito a ningún gimnasio, que vea 'Don Jon', donde Joseph Gordon Levitt se adelantaba al término interpretando a uno de forma redonda

El palabro surge de la fusión de sport (deporte), porn (porno) y, claro, metrosexual; y no es otra cosa que, explica Simpson en el diario británico The Telegraph, una evolución del metrosexual con ese punto más de vanidad que, en el fondo, nos corresponde a todos en la era 2.0. Su definición sería la de los hombres enamorados de sí mismos, que van al gimnasio a diario, consumen porno de igual forma cuando llega la noche y obsesionados por completo por su cuerpo, mucho más que por su estilismo. Si David Beckham fue uno de los estandartes de los metrosexuales, ahora Cristiano Ronaldo, el televisivo David McIntosh o el jugador de rugby Josh Dugan lo serían los de los spornosexuales. En lo patrio, podríamos incluir a Miguel Ángel Silvestre o a Mario Casas o incluso citar esa metamorfosis de Jordi Cruz, de MasterChef, en hombre de acero.

Llamamos 'spornosexuales' a hombres con cuerpos minuciosamente musculados y cincelados, adorables barbas, tatuajes en súpermúsculos, piercings y un estilismo provocativo.

-Mark Simpson, periodista británico, creador del término metrosexual en los noventa y, ahora, spornosexual

"La segunda generación de metrosexuales se han alejado de aquella primera de hace 20 años. De hecho necesitamos un nuevo término para describirlos. Los llamaremos spornosexuales", explica. Por eso, además de ese culto a cuidarse, a las marcas, a usar cremas, perfumes o tratamientos de belleza que comparten con la idea de la metrosexualidad y ya está interiorizada en nuestra cultural, el periodista describe a los spornosexuales como hombres con cuerpos “minuciosamente bombeados y cincelados”, “adorables barbas”, tatuajes en súper músculos, piercings y un estilismo que describe como provocativo y con la camiseta con cuello de pico como eje de referencia.

Los pectorales de Mario Casas son el eje de la cultura 'spornosexual' española
Los pectorales de Mario Casas son el eje de la cultura 'spornosexual' española

“Esta nueva tendencia explora la parte sexual del término metrosexualidad. El deporte se nos ha metido en la cama con el porno mientras Armani tomaba fotografías", esceneifica en su artículo Simpson para explicar que el spornosexual viste el sexo; lo lleva en su cuerpo. Es la pornificación de la imagen. Y añade: “A diferencia de los anuncios metrosexuales de Beckham de los primeros años, en los que sus atributos fueron posiblemente mejorados artificialmente, los spornosexuales de hoy se photoshopean a sí mismos en la vida real”. Y lo hacen sin complejos.

Si David Beckham fue uno de los estandartes de los metrosexuales, ahora Cristiano Ronaldo, Miguel Ángel Silvestre o Mario Casas lo serían de los spornosexuales

De hecho, el narcisismo, el espejo y las redes sociales son otros de los tótems comunes a los spornosexuales. Son amantes de los selfies y de quitarse la camiseta a la primera de cambio para exhibir tableta y músculos. Y mientras los metrosexuales fueron enaltecidos en las revistas de moda, ahora los canales de los spornosexuales son Instagram, Facebook o Twitter, el mejor lugar para mostrar lo que tanto les ha costado conseguir y cultivan, recibir Me Gusta por igual de hombres y mujeres y convertirse en objeto de fantasías sexuales. “Para la generación de hoy, los medios de comunicación sociales, selfies y el porno son los principales vectores del deseo masculino. Ellos quieren ser queridos por sus cuerpos, no por su armario. Y ciertamente tampoco por sus mentes”, concluye.

Si quieres saber dónde estás tú, te recomendamos echar un vistazo a este test que ha elaborado The Telegraph. Aviso: Si te preocupas más por los Me Gustas de tus fotos, tus selfies son todos en el gym o frente al espejo mostrando anatomía, y las bebidas energéticas y las proteínas son tu mejor baza para estar en forma… empieza a pensar que ya tienes nueva etiqueta que te defina.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.