Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno libanés investiga el toples de su esquiadora en Sochi

Decenas de mensajes se lanzan a través de Twitter y Facebook en apoyo a la deportista

Las autoridades consideran que deben preservar la "reputación" del país

Jackie Chamoun, la esquiadora de Líbano.
Jackie Chamoun, la esquiadora de Líbano.

La esquiadora libanesa Jackie Chamoun no esperaba ser el foco de atención en su país hasta el próximo 18 de febrero, día en que se estrena como única representante femenina de Líbano en los Juegos Olímpicos de Sochi. Esta semana, sus pechos se han antepuesto a sus esquís y el slalomha pasado a un segundo plano. La joven de 22 años, olímpica ya en 2010 en Vancouver, se ha visto obligada a pedir perdón públicamente ante la avalancha de críticas recibidas después de que se difundiese un vídeo en el que aparece posando en topless para un calendario sexi de esquiadores. La polémica en las redes sociales se ha convertido en asunto de Estado cuando el propio ministro de Deportes en funciones, Faysal Karami, ha pedido al Comité Olímpico libanés que iniciase una investigación sobre lo sucedido para “preservar la reputación de Líbano”, según ha publicado la Agencia Nacional de Noticias.

"Quiero disculparme ante todos, sé que Líbano es un país conservador y esta no es la imagen que refleja nuestra cultura", ha escrito Chamoun en su perfil de Facebook, en referencia a las imágenes en las que puede verse a la deportista durante la sesión fotográfica para el Sky Instructor Calendar 2014, obra del seis veces olímpico Hubertus von Hohenhole. Mientras posa y pasea a pecho descubierto por la nieve en la estación de esquí de Faraya, cerca de Beirut, apenas se le ve un seno. En la nota, la deportista recuerda que el vídeo difundido por la cadena libanesa Al Jadeed y que comenzó a circular este martes por las redes sociales “se suponía que no iba a publicarse”. “El vídeo y las fotos”, apunta, “son parte del making off, la preparación”.

El objeto de la controversia no ha sido siquiera la publicación del calendario. La única imagen de Chamoun que se recoge es suficientemente recatada como para no haber levantado sospecha desde su publicación, en noviembre de 2013 (las fotos se realizaron en 2011), con la cita de Sochi a la vista. La esquiadora aparece tumbada en la nieve cubierta por ropa deportiva y mostrando unos centímetros de escote y piernas. Su compañera Chirine Njeim, cuatro veces olímpica por Líbano, sí posa a pecho descubierto con las tablas como cobertura en una escena menos atrevida que otros desnudos más explícitos, también masculinos.

En Twitter, los jóvenes que apoyan a la esquiadora también se han expresado. pulsa en la foto
En Twitter, los jóvenes que apoyan a la esquiadora también se han expresado.

Jackie Chamoun y el también esquiador Alex Mohbat son los dos únicos representantes libaneses en Sochi. Tras haber desplazado a Njeim en los campeonatos nacionales y arrebatarle la plaza para la cita olímpica de este año. Ambas compitieron en Vancouver en 2010, donde Chamoun obtuvo la plaza 54 en el slalom. En Rusia, la joven participará también en el slalom gigante, prueba en la que quedó el número 84 del ranking en el último mundial de esquí alpino de Schladming, en Austria.

Las críticas levantadas contra Chamoun por enturbiar con su toples la imagen de Líbano en un evento internacional en el que debería actuar como abanderada han encontrado una respuesta frontal en las redes sociales. A los numerosos mensajes de apoyo y ánimo en Twitter y Facebook se han sumado varias campañas que critican la hipocresía del Gobierno libanés tras exigir una investigación sobre el vídeo.

En la más comprometida, I’m not naked (No estoy desnudo) , decenas de jóvenes se han fotografiado desnudos o semidesnudos bajo el lema “Strip for Jackie” (Desnudo por Jackie) para “llamar la atención” y “establecer prioridades” en un país sumido en una profunda crisis política que lo mantiene sin Gobierno desde hace casi diez meses y que ha sucumbido estrepitosamente al contagio de la violencia de la vecina Siria. Karami se ha convertido en el blanco de todas las dianas. “Esto va de un ministro que está preocupado de que una guapa modelo/atleta arruine la reputación de Líbano”, escribe en su blog. Cynthia-Maria Aramouni, creadora la campaña, “y que rechaza firmar la petición (de la ley) contra la violencia doméstica; va no prestar suficiente atención y reconocimiento al Ejército libanés tras arrestar a un terrorista suicida y conseguir información de dos coches-bomba que estaban a punto de estallar”.

A la indignación, se ha sumado la ovación netamente deportiva. Es lo que ha pedido Chamoun a través de su disculpa. “Es triste”, apunta, “todo lo que puedo pedir a todo aquel que ha visto esto (el vídeo) es que pare de difundirlo, realmente me ayudaría a centrarme en lo que realmente importa ahora: los entrenamientos y la carrera”.

Internautas que apoyan a Jackie en Instagram. pulsa en la foto
Internautas que apoyan a Jackie en Instagram.