Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El espíritu de Michael Jackson llega a los tribunales

Comienza el juicio por la demanda interpuesta por la familia del cantante a la promotora de conciertos AEG Live a quien acusa de negligencia

Reclaman una indemnización de 30.750 millones

La hermana mayor, la madre y los hijos de Michael Jackson, en una imagen de agosto de 2011. Ampliar foto
La hermana mayor, la madre y los hijos de Michael Jackson, en una imagen de agosto de 2011. GETTY

Mientras La Toya Jackson asegura estos días con toda seriedad que “puede sentir” el fantasma de su hermano Michael Jackson bailando por su casa, el espíritu del rey del pop se sentirá alto y claro en el tribunal superior de Los Ángeles donde el lunes comienza un nuevo juicio que lleva su apellido. Da igual que Jackson esté muerto desde 2009, víctima de una dosis letal de anestésicos y otras drogas. Su nombre y su legado están en el centro de una nueva demanda multimillonaria que durante los próximos tres a cuatro meses sacará de nuevo a relucir su estrambótico estilo de vida, sus cuelgues, sus deudas y, quizá, su talento. Cuando uno se llama Michael Jackson, ni la muerte es capaz de ofrecer el deseado descanso que tanto buscaba el intérprete en vida.

En esta ocasión el juicio lo ha propiciado la familia del finado. Su madre, Katherine Jackson, de 82 años y encargada de su legado y sus descendientes —sus hijos Prince, 16 años, París, 15 y Blanket, de 11—. La demanda civil culpa a la promotora de conciertos AEG Live de negligencia por contratar al doctor Conrad Murray para que cuidara de Jackson durante los ensayos para una gira que iba a ser su vuelta a los escenarios pero que nunca tuvo lugar.

Murray cumple condena tras haber sido declarado culpable del homicidio involuntario del cantante tras administrarle en su casa anestésicos propios de un centro hospitalario como el propofol sin el seguimiento debido. Según la demanda, AEG Live antepuso “su deseo de beneficios” sobre “la salud y la seguridad de Michael Jackson” empujando al cantante a su destrucción con tal de llevar a cabo la gira This is It que iba a comenzar en dos semanas en Londres.

Como todo en la vida, y muerte, de la leyenda musical, la cantidad reclamada en la denuncia es astronómica y se acerca a los 30.750 millones de euros, una cifra calculada con base en la fortuna que el hombre del guante habría amasado de seguir vivo. La cifra, que sería marcada por el jurado si la promotora es considerada culpable, no tiene en cuenta las deudas que también habría amasado Jackson de seguir con vida. Pero eso seguro que sale a relucir en un proceso donde la defensa de AEG Live piensa subrayar su inocencia aduciendo las adicciones que padecía Jackson antes de su compromiso con esta gira además de las excentricidades y el comportamiento errático de los días anteriores a su muerte.

Durante el proceso se espera que testifiquen rostros famosos como los de Prince, Diana Ross o Quincy Jones. También se han mencionado los nombres del realizador de cine Spike Lee o del hombre que personificó al increíble Hulk en la serie de televisión, Lou Ferrigno. Una peculiar lista de posibles testigos que contribuirán al sentimiento de circo mediático que siempre se crea en torno al nombre de Jackson en un proceso donde también pueden ser llamadas a testificar las esposas del fallecido, Lisa Marie Presley y Debbie Rowe, así como sus dos hijos mayores. De hecho, París realizó recientemente sus primeras declaraciones a la prensa asegurando que le gustaría “patear” a Conrad Murray si no testifica a favor de su familia en este proceso.

Un circo para el que los seis hombres y seis mujeres que componen el panel de 12 miembros del jurado tendrán asiento preferente lo mismo que los 6 sustitutos escogidos durante el último mes entre cientos de candidatos. Según la prensa local, muchos de ellos se fueron dando palmas de contentos cuando el juez les dejó fuera de la composición final del jurado de un proceso que como tantos otros relacionados con Jackson, ya fueran contra él o en su nombre, promete ser largo.