Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Banderas, penitente en Málaga

El actor, mayordomo en el desfile de María Santísima de Lágrimas y Favores, cede el primer toque de campana a la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza

Antonio Banderas, durante la procesión del domingo en Málaga.
Antonio Banderas, durante la procesión del domingo en Málaga. EFE

El actor Antonio Banderas ha cumplido también este año con la Semana Santa de Málaga y ha participado en el desfile procesional de María Santísima de Lágrimas y Favores, de las Cofradías Fusionadas, en el que sale "como un hermano más".

"El capirote me da la libertad que ya no encuentro yendo por las calles con la cara destapada y me pone al nivel de todo el mundo, todos rasos. De eso se trata el capirote, de ocultar tu identidad y de pasar del individuo a ser un colectivo", ha dicho Banderas poco antes de la salida del desfile desde la iglesia de San Juan en la capital malagueña.

Para el actor, Lágrimas y Favores "es un sentimiento y pretende ser mucho más", porque a través de la Fundación que creó con ese nombre quiere buscar "toda la parte práctica" de la Semana Santa.

En el desfile de María Santísima de Lágrimas y Favores ejerce como mayordomo, el encargado de guiar el trono por las calles de la ciudad, aunque el primer toque de campana se lo ha cedido a la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza, presente en la salida.