EL ACENTO

Megapiratería española

España, tras aprobar la polémica ley Sinde, sigue siendo un coladero para los que se niegan a respetar los derechos intelectuales

Al Gobierno se le abre un nuevo frente donde quizá menos esperaba. Estados Unidos parece dispuesto a incluir de nuevo a España en la vergonzante Lista 301, lo que equivale a decir que formaría parte, otra vez, de esos países poco menos que proscritos —con sanciones comerciales si es necesario— por su afición a la piratería en Internet. 

El asunto tiene unas evidentes consecuencias diplomáticas. La Administración de Obama defiende con uñas y dientes a su industria creativa (cine, series, música, videojuegos...), lo que es completamente lógico si tenemos en cuenta que es una parte importantísima de su riqueza. Fue la presión norteamericana la que movió a Rodríguez Zapatero a lanzar la llamada ley Sinde y Rajoy ya está recibiendo ahora las amonestaciones correspondientes para que ponga en marcha las medidas necesarias para atajar esta sangría que no solo daña a la industria de EE UU, sino también a la autóctona.

¿Cómo es posible que España, tras aprobar la polémica ley Sinde y su posterior reglamento, siga siendo un coladero para los que se niegan a respetar los derechos intelectuales?

La Alianza Internacional de la Propiedad Intelectual, que es la que ha recomendado ahora que España vuelva a la lista negra, se ha percatado de lo que muchos españoles ya sabíamos: esa inveterada costumbre hispana de resolver los problemas dictando nuevas leyes es a veces un parche que solo sirve para ocupar titulares y alimentar los debates. En este caso, las cifras cantan: desde que la famosa ley entró en vigor solo se han resuelto 25 de los 361 expedientes incoados y no se ha cerrado ni una sola web. Cuando la Comisión de Propiedad Intelectual echó a andar recibió casi de antemano 300 denuncias.

Buscar nuevos procedimientos para que dicha comisión sea más ágil y efectiva será sin duda un nuevo quebradero de cabeza para este Gobierno. La cultura de la gratuidad goza de buena salud y ni siquiera saber que el fundador de Megaupload es un millonario sin escrúpulos retrae a los amantes del pirateo. España lidera el tráfico de productos de su nueva plataforma Mega. Definitivamente, a este país le hace falta algo más de sentido cívico.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Juan Rulfo: “No puedo escribir sobre lo que veo”

Hemeroteca | 1979 La entrevista es un recorrido por aquellos temas que más preocupan al silencioso escritor De la literatura que él mismo hace apenas se habla A Rulfo le trae sin cuidado

Las 5 imprescindibles de Wes Craven

Si no las has visto, no sabes realmente lo que significa la expresión 'terror adolescente'

Cuatro desaparecidos por una explosión en Zaragoza

EFE Zaragoza

La detonación se ha producido en el municipio de Pinseque, a 20 kilómetros de Zaragoza

EL PAÍS RECOMIENDA

La caída de Roma

A pesar de su pasado glorioso, la capital de Italia nunca ha sido un dechado de virtudes. Hoy la ciudad lucha por revivir

Oliver Sacks, la ceguera como don

Cada uno de sus textos se convierte en una lección de montaje, o de edición

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana