EDITORIAL

Peligroso diálogo de sordos

La pugna por el déficit fiscal entre Obama y los republicanos del Congreso amenaza la estabilidad económica de EEUU

El prolongado diálogo de sordos que mantienen el presidente Barack Obama y los republicanos del Congreso sobre la reducción del insostenible déficit estadounidense amenaza con desembocar a partir del 1 de enero en el llamado “abismo fiscal”. El armagedón acuñado por el patrón de la Reserva Federal, Ben Bernanke, designa el aumento automático de impuestos y recorte del gasto —unos 600.000 millones de dólares en total— que sacudiría la economía de EEUU y la llevaría a la recesión en 2013.

La proximidad de la fecha —que no es sagrada, pese a que demócratas y republicanos se la impusieran como límite para llegar a un acuerdo— y la parálisis legislativa proyectan una creciente sombra sobre la primera economía del mundo, evidenciada por el nerviosismo que reflejan los mercados. Obama, que ha pedido a los congresistas un urgente ejercicio de responsabilidad, ya asume que un probable acuerdo bipartidista en el último minuto tendría un alcance mucho más modesto que el previsto antes de la abortada votación republicana de esta semana en la Cámara de Representantes.

Estados Unidos, sin embargo, arriesga demasiado como para creer inevitable el abismo fiscal. En este empantanamiento, que va más allá del choque ideológico entre dos partidos —uno que considera anatema subir impuestos y otro que cree intocables los programas sociales para los desfavorecidos— también Obama se juega una baza decisiva. Debilitar y dividir a los montaraces republicanos es muy importante para un presidente cuya agenda para los próximos cuatro años está en buena medida prisionera de sus adversarios políticos en temas cruciales. Si consigue presionar a los parlamentarios republicanos lo suficiente como para romper su férrea disciplina contra los aumentos impositivos, puede albergar esperanzas de conseguirlo también en otros ámbitos menos doctrinales.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

¿Internacionalización del ‘procés’?

El soberanismo catalán defiende que, pese al bloqueo del Estado, la mediación exterior podría ayudar al éxito de su reivindicación. Un análisis no voluntarista lleva a concluir que tal intervención es impensable

LA CUARTA PÁGINA

Un Plan Merkel para Ucrania y Europa

Exige visión, voluntad y paciencia. Sus principales instrumentos serán económicos y políticos más que militares; deberá ser constante en la estrategia y flexible en la táctica; y tardará mucho tiempo en dar fruto

LA CUARTA PÁGINA

Los peores aliados de Obama

La estrategia contra el Estado Islámico no puede pasar con asociarse con países que sirven de semillero de este tipo de organizaciones por la represión que ejercen sobre sus propias sociedades

LA CUARTA PÁGINA

Corrupción como quiebra del Estado

La crisis nos ha abierto los ojos antes cerrados, o condescendientes, al maridaje de mercado y política, causa y razón de la pérdida de legitimidad del Estado democrático en cuanto artífice y defensor del bien público

Europa ante su 98

El auge de los independentismos es en parte producto de la globalización

Medicina tropical

Las autoridades venezolanas abordan una emergencia sanitaria acusando a la “derecha fascista”

Independencia y finanzas

En el debate sobre Escocia se cruzan la libra, el euro y la amenaza de salida de bancos y empresas

Europa no puede olvidarse de Libia

El país mediterráneo necesita ayuda urgente para sortear su actual crisis

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana