EDITORIAL

Peligroso diálogo de sordos

La pugna por el déficit fiscal entre Obama y los republicanos del Congreso amenaza la estabilidad económica de EEUU

El prolongado diálogo de sordos que mantienen el presidente Barack Obama y los republicanos del Congreso sobre la reducción del insostenible déficit estadounidense amenaza con desembocar a partir del 1 de enero en el llamado “abismo fiscal”. El armagedón acuñado por el patrón de la Reserva Federal, Ben Bernanke, designa el aumento automático de impuestos y recorte del gasto —unos 600.000 millones de dólares en total— que sacudiría la economía de EEUU y la llevaría a la recesión en 2013.

La proximidad de la fecha —que no es sagrada, pese a que demócratas y republicanos se la impusieran como límite para llegar a un acuerdo— y la parálisis legislativa proyectan una creciente sombra sobre la primera economía del mundo, evidenciada por el nerviosismo que reflejan los mercados. Obama, que ha pedido a los congresistas un urgente ejercicio de responsabilidad, ya asume que un probable acuerdo bipartidista en el último minuto tendría un alcance mucho más modesto que el previsto antes de la abortada votación republicana de esta semana en la Cámara de Representantes.

Estados Unidos, sin embargo, arriesga demasiado como para creer inevitable el abismo fiscal. En este empantanamiento, que va más allá del choque ideológico entre dos partidos —uno que considera anatema subir impuestos y otro que cree intocables los programas sociales para los desfavorecidos— también Obama se juega una baza decisiva. Debilitar y dividir a los montaraces republicanos es muy importante para un presidente cuya agenda para los próximos cuatro años está en buena medida prisionera de sus adversarios políticos en temas cruciales. Si consigue presionar a los parlamentarios republicanos lo suficiente como para romper su férrea disciplina contra los aumentos impositivos, puede albergar esperanzas de conseguirlo también en otros ámbitos menos doctrinales.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

El problema de Francia

Los partidos políticos son los principales responsables de que cada vez que se produce un intento serio de modernizar el país se multipliquen las protestas en la calle. La cobardía ha provocado una crisis democrática

LA CUARTA PÁGINA

Las cuentas del cuento

Cuando las palabras impiden entender las cosas, toca abandonarlas: las dificultades que surgen de preguntas incorrectas no tienen solución. En Cataluña, los problemas de los políticos no son los de los ciudadanos

La función de los bancos

Las entidades financieras contribuyen al progreso de las personas y las empresas. Lo que impulsará nuestro negocio y apoyará el crecimiento son las relaciones con nuestros clientes, con los accionistas y con la sociedad

Schopenhauer no enseñaría en esta universidad

No reina el mérito sino la rencilla académica, la envidia y la maledicencia

Decir DILE

Sería más simbólico y exacto hablar de ‘Diccionario de la Lengua Española’

Compromiso con la libertad

Mariano Rajoy se reúne con Lilian Tintori, la esposa de Leopoldo López, el líder opositor venezolano que lleva ocho meses preso, en un gesto que afirma el nuevo liderazgo internacional de España

Aureliano Buendía y Pablo Iglesias

La idea de que basta con cambiar a los que mandan para corregir el rumbo es perversa y traerá frustración

China: más que palabras

El postotalitarismo solo es posible si el Partido Comunista controla la política

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana