EDITORIAL

Septiembre ya está aquí

Si hay rescate, Rajoy debe dar explicaciones y buscar el consenso para negociar las condiciones

Vienen semanas difíciles. El 1 de septiembre entra en vigor la subida del IVA, pero ya el próximo viernes o el siguiente, todavía en agosto, el presidente Rajoy habrá tenido que presentar las reformas legales y económicas necesarias para responder a las condiciones marcadas por Bruselas a cambio del rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros. De esas condiciones quedan pendientes, entre otras, las relativas a nuevas reformas laborales y al acortamiento de plazos para la subida de la edad de jubilación.

 Con la entrada del otoño habrá ya indicios fiables sobre si será alcanzable el objetivo de déficit de 6,3% del PIB comprometido para 2012. Y Rajoy tendrá que haber despejado la incógnita que abrió a fines de julio, cuando no descartó la posibilidad de petición de ayuda al fondo europeo para un rescate, sea duro o blando. Pero tanto si hay petición como si no, lo más probable es que haya más ajustes: porque los imponga Bruselas o para cumplir el objetivo de déficit, que, según las últimas estimaciones, está ahora en torno al 8% del PIB.

De las últimas declaraciones de Luis de Guindos se deduce que el ministro de Economía ya da por supuesto que habrá petición de rescate, aunque no se formalizará antes de que, en la primera semana de septiembre, el BCE informe de sus planes para rebajar la prima de riesgo. Y solo tras la petición formal se discutirán las condiciones adicionales de ajuste que pueda imponer Bruselas a cambio.

De Guindos piensa, de acuerdo en esto con la presidenta del Fondo Monetario Internacional, que ya no queda margen para nuevos recortes de gasto. Esto significa que los ajustes tendrían que venir por el lado de los ingresos, es decir, de una nueva subida de impuestos. Aunque el tabú del PP sobre esa posibilidad ya se rompió con la subida del IRPF y sobre todo la del IVA, cualquier nuevo paso en esa dirección tendrá un fuerte coste político para el PP, que hizo su campaña jurando que no lo haría y que subir los impuestos no garantizaba aumentar la recaudación.

El reproche que por ello merece Rajoy no es el de haber cambiado, sino el de no haber reconocido su error de oponerse a las medidas que su antecesor en La Moncloa tuvo que plantear en 2010. Aún está a tiempo. ¿No sería de esperar que el presidente del Gobierno aprovechara la apertura del nuevo curso político, que será el del rescate, para comparecer ante los españoles y ofrecerles las explicaciones que sigue debiéndoles, más allá de la herencia recibida y de que a él no le gusta hacer lo que está haciendo? ¿Y no sería la ocasión para plantear la necesidad de un acuerdo con los principales partidos para abordar desde el consenso esas medidas de sacrificio que van a volver a afectar especialmente a las clases medias? Y la oposición, ¿no debería comprometerse públicamente a respaldar al Gobierno en aquellas políticas que derivan directamente de las condiciones del rescate, o para oponerse conjuntamente a las que se consideren abusivas?

Otras noticias

El Gordo

-----

2º Premio

-----

3º Premio

-----

4º Premio

  • -----
  • -----

5º Premio

  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----

Comprueba tu número

Patrocinio

OpenbankAdvertisement

Últimas noticias

Ver todo el día

Hacia un repliegue militar en Cuba

La normalización con EE UU puede impulsar el acceso de civiles a la cúpula cubana

Vigilias de dolor en Brooklyn

Los homenajes a los policías asesinados congregan en el barrio a representantes de todas las religiones y colectivos

El laboratorio del infierno

Camden, la ciudad más peligrosa de EE UU, logra reducir la violencia con una policía semiprivada e integrada en la comunidad

Venezuela renueva poderes en medio de una pugna en el chavismo

La votación de magistrados y otros altos funcionarios se demora porque las facciones de Maduro y Diosdado Cabello no coinciden

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

La imparcialidad inglesa

Vivimos en las antípodas de lo ecuánime. La falta de respeto por el otro lo contamina todo; por ejemplo, el proceso independentista. El dogmatismo desemboca en la arbitrariedad y la chabacanería política

LA CUARTA PÁGINA

De Waterloo al Kurdistán

El avance de las comunicaciones permite conocer casi en tiempo real el desarrollo de los conflictos, pero a la vez hace al público más manipulable ante la apabullante avalancha de informaciones que recibe

LA CUARTA PÁGINA

¿Quién tendrá la razón, Obama o Castro?

El presidente de EE UU cree que la apertura internacional facilitará un cambio democrático en la isla. El líder cubano quiere afianzar un socialismo económico “próspero y sostenible”, pero no habla de apertura política

¿Fin de los delirios?

La historia es lenta, pero no tiene vuelta atrás: algo ya ha cambiado en Cuba

Lo que me pareció que se decían Barack Obama y Raúl Castro

Los líderes de EE UU y Cuba han hecho lo más difícil: aclarar medio siglo de historia

El riesgo de hacer demasiado poco

Hace tiempo que debería haber una política presupuestaria y fiscal común

Los cambios que vienen de Cuba

El petróleo de Texas y los saudíes ha hecho lo impensable: abrir el cerrojo castrista

Un Nobel en prisión

Hace cinco años, el activista Liu Xiaobo fue encarcelado por defender la libertad de expresión, las elecciones democráticas y los derechos humanos en China

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana