El duque de Edimburgo, de nuevo hospitalizado

El esposo de la reina Isabel de Inglaterra ingresa en un centro médico de Aberdeen como "medida de precaución" a causa de una infección en la vesícula

El duque de Edimburgo, el 27 de julio, durante la ceremonia de inauguración de los Juegos de Londres. / JAE C. HONG (AP)

Felipe de Edimburgo, marido de Isabel II y uno de los miembros de la familia real con la agenda más apretada a pesar de sus 91 años, ha sido hospitalizado por tercera vez en los últimos nueves meses a causa de una infección en la vesícula. El príncipe no padece una situación crítica y su traslado a un centro médico de Escocia, donde suele pasar las vacaciones, obedece a una “medida de precaución”, según subrayó el palacio de Buckingham.

Elogiado públicamente por la soberana como el consorte real que ha prestado un servicio más longevo en la historia de la corona británica, Felipe sufrió su última recaída durante las celebraciones del Jubileo de Diamantes, de su esposa a causa de una infección de vejiga (60 años en el trono), en junio pasado. Fue internado en un hospital de Londres el día después de participar con la comitiva real en un paseo en barca a lo largo del Támesis bajo una meteorología inclemente, lo que le impidió asistir al macroconcierto de pop y rock organizado en el mismo recinto palaciego, pero a los pocos días ya reanudaba de nuevo sus actividades oficiales.

Su regreso al hospital, en esta ocasión un centro de Aberdeen, ha coincidido con el tradicional descanso estival de la pareja en el castillo de Balmoral, aunque el príncipe haya protagonizado algunas escapadas para asistir a diversos actos oficiales en otros puntos de la geografía británica. Su última comparecencia pública se produjo esta misma semana en la isla de Wight, donde presidió un desfile naval.

El mismo patrón se reprodujo después de que el consorte real fuera hospitalizado durante las pasadas Navidades a causa de la obstrucción de una arteria. Una vez obtenida el alta médica no quiso aflojar el ritmo de su agenda, que ha sido especialmente cargada a raíz de los Juegos Olímpicos de Londres, a cuya inauguración asistió en compañía de la monarca. Felipe también ha asistido a numerosos eventos deportivos en el marco de los JJ.OO, el más querido para él la participación de su nieta Zara Phillips en las pruebas ecuestres, que mereció a su equipo una medalla de plata.

El príncipe Carlos, su hijo mayor y heredero de la corona, le acompaña en su actual convalecencia junto a Camila, dado que ambos están instalados en su residencia privada de Biirkhall, ubicada en el recinto de Balmoral. En medios palaciegos no han querido confirmar si otros miembros de la familia real se han trasladado también a Escocia, para no dar alas a las especulaciones sobre el estado de salud del nonagenario paciente.

 

 

J

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana