CARTAS AL DIRECTOR

El poderío de Eurovegas

Una de las aberraciones más tremendas que nos amenazan desde hace meses es la intención de Sheldon Adelson de instalar en España sus más que dudosos negocios.

A pesar de que los medios de comunicación han señalado tanto la escasa fiabilidad de Eurovegas y sus responsables como la insolencia con que se proclama que el proyecto requeriría ser eximido de cumplir muchas y muy importantes leyes españolas, aquí nadie con capacidad de hacerlo ha dicho una sola palabra en el sentido de detener semejante desmán.

Suma y sigue: hemos visto a un representante americano decir que cuentan con que la banca española les dará crédito y a Esperanza Aguirre que, si se tercia, la ley antitabaco no afectará a Eurovegas. ¿De verdad esa banca cuyos pecados estamos pagando todos los españoles va a dar crédito alegremente a Eurovegas? ¿De verdad va Esperanza Aguirre a saltarse porque sí una ley nacional para favorecer a Eurovegas? ¿Podemos ya decir abiertamente que España se ha convertido en una república bananera?

Eurovegas tiene todo el aspecto de ser un negocio que solo beneficiará a sus creadores, quienes, de lo que va saliendo, puede colegirse claramente que mienten en las cantidades de puestos de trabajo que prometen. Además, estos serían, con toda seguridad, empleo basura.

Los políticos que apuestan abiertamente por este proyecto deberían saber ya que no están legitimados para cualquier cosa y también sería bueno que la Corona, el Gobierno central, la justicia, los sindicatos y todos los partidos se pronunciasen claramente acerca de un asunto que está demostrando que en España no imperan las leyes, sino la santa voluntad de los poderosos. Con todo lo que está cayendo, no es bueno que el sistema siga perdiendo credibilidad. — Pablo López Gómez.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana