CARTAS AL DIRECTOR

La niña de Rajoy

Todos recordamos la campaña de 2008 con la niña de Rajoy a la que puso como ejemplo de la niña que le gustaría que viviera en España, con educación pública y gratuita a su alcance, incluso en inglés, con sanidad pública gratuita y universal, con unos padres que formaran una familia, con vivienda y empleo ajustados a sus necesidades, etcétera; pues bien, hoy esa niña renunciaría con seguridad a ser familia suya, ya que todo lo prometido en la oposición lo ha incumplido en tan solo seis meses, cargándose todos los avances sociales de los ciudadanos de los últimos 30 años.

También nos acordamos del primo de Rajoy, el cual le decía que, si siendo físico él no era capaz de predecir el tiempo en los próximos días en Andalucía, ¿cómo íbamos a ser capaces de predecir las consecuencias del cambio climático? Todo ello lo utilizó Rajoy en la campaña electoral de forma torticera, manipulando el sentir ciudadano e insultando a los grupos ecologistas. Solo le queda la prima de riesgo, alemana, que más que su prima es su hermana ideológicamente y que nos está amargando el presente y el futuro, tanto a los griegos como a los portugueses y no satisfecha con esto, ahora toca amargar a los españoles y a los italianos.

¡Qué cambios obliga a experimentar en uno mismo, el mero hecho de estar en la oposición para intentar asaltar el poder a cualquier precio! Eso es lo que hoy está experimentando Rajoy que pasará a la historia como el presidente que más mintió en el menor tiempo posible. Ninguno de sus predecesores en UCD, AP, PSOE ni PP, han sido ni creo que sean capaces de superar en el futuro, este fatídico récord. ¡Váyase, señor Rajoy! Por propia dignidad, si todavía le queda, y por respeto a los ciudadanos.— José Luis Raposo Toja.

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana