EDITORIAL

Las listas de Obama

Los ataques con drones contra supuestos terroristas son ilegales y contraproducentes

Todos los martes, en la sala de crisis de la Casa Blanca, un equipo de especialistas, presidido por el propio Barack Obama, decide sobre una lista de supuestos terroristas para matarlos con ataques de aviones no tripulados en Pakistán, Yemen, Somalia y, quizás, en otros lugares. El propio presidente decide personalmente dar o no la luz verde en casos en los que no hay certidumbre de que no se producirán muertes civiles colaterales en tales bombardeos de precisión. El premio Nobel de la Paz 2009 se arroga así la decisión sobre el asesinato de personas, no basándose en juicios o pruebas, sino con los datos que le aportan sus servicios de inteligencia. Washington reconoce haber matado de esta manera en Pakistán al libio Abu Yahia al Libi, supuesto número dos de Al Qaeda.

Obama se ha vuelto adicto a estos ataques por medio de drones, que le permiten alejarse de la retórica de la “guerra contra el terrorismo” de Bush, mostrarse duro en año electoral, parar el golpe de las críticas de los republicanos y no poner en peligro la vida de soldados norteamericanos. Obama, antiguo abogado constitucionalista, basó su campaña en 2008 en la crítica a una política antiterrorista de Bush que favoreció la tortura y unas detenciones ilegales a las que no ha puesto término. Tampoco ha logrado cumplir su compromiso de cerrar Guantánamo, ante la oposición de los republicanos.

Pese a lo que diga John Brenan, su asesor principal en materia antiterrorista, este tipo de ataques no son “legales”, ni “éticos” ni “juiciosos”. El uso de aviones no tripulados para ejecuciones sumarias es contraproducente. Siembran el terror entre la población, y cada víctima civil que causan alimenta el resentimiento y atrae a nuevos activistas a las filas de Al Qaeda, además de generar enemistad en el Gobierno de un Pakistán al borde del caos. La lucha contra el terrorismo se debe hacer desde la legalidad y la inteligencia, pues de otro modo pierde moralidad y eficacia.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Marc Gasol pone en órbita a los Grizzlies

El pívot español brinda otra exhibición y desquicia a los Clippers (107-91)

Arte hípster en las entrañas del DF

Un colectivo de jóvenes arquitectos impulsa un proyecto cultural en una de las zonas más conflictivas del Distrito Federal

Icono Brown

El joven negro que murió por disparos de un policia es un emblema en camisetas, y un símbolo contra la discriminación

Sólo la indignación de la sociedad acabará con la corrupción política

Lo que infunde miedo a los políticos corruptos es la ira de los sin poder

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

No me morí mañana

Quien escribió en Wikipedia que fallecí el 26 de noviembre de 2015 a las 16.45 usó esa página como si fuera una pared donde pintar un grafiti. El anonimato es el gran talón de Aquiles del sistema virtual

Un balance de la consulta

Con los resultados del 9 de noviembre se puede deducir razonablemente que una mayoría de catalanes es contraria a la independencia. Resulta incomprensible el afán del soberanismo por llegar a un referéndum

LA CUARTA PÁGINA

La vida secreta de Javier Pradera

Era el enigma en mayúscula porque estuvo siempre en el centro pero invisible. Tres años después de su muerte, emerge un ensayista brillante que destaca por su sutileza humorística y la solvencia de sus análisis

La aldea urbana

Las redes humanas se desarrollan en función del tamaño de la ciudad

¿Cómo interpretar la suspensión del 9-N?

Es difícil delimitar las responsabilidades de haber participado en actos no jurídicos

El final del ciclo

Hace falta un proyecto nacional común para detener el proceso de descomposición

El doble discurso

Algunas democracias latinoamericanas siguen arrastrando carencias muy graves

España y el nacionalismo

El centralismo ha fracasado en la tarea de construir una nación; lo ideal sería trabajar en la creación de una identidad común, porque juntos somos más fuertes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana