El sencillo de metro y autobús sube un 50% y también otros billetes

"Lamento que la mande Tomás [Gómez] pero el abono está congelado", replica Aguirre a una usuaria de Metro.- El consejero culpa a la crisis y califica la medida de "simple actualización".- También se incrementa el precio del Metro Ligero y de algunos interurbanos

J. S.GONZÁLEZ / P. ÁLVAREZ / AGENCIAS Madrid 29 JUL 2011 - 17:58 CET

La subida de precios en el billete sencillo del transporte público es ya una realidad. El Consejo de Administración del Consorcio de Transporte ha aprobado por 10 votos a favor el incremento de un 50%. Solo ha habido tres votos en contra del billete a un 1,5 euros y dos abstenciones. En contra han votado los sindicatos (dos) y un representante socialista de la Federación Regional de Municipios y Provincias de Madrid.

El consejero de Transportes, Antonio Beteta, confirmaba por la mañana la noticia adelantada ayer por este periódico: iba a proponer por la tarde al Consorcio de Transportes de la Comunidad una subida del billete sencillo del transporte público en un 50%, para situarlo en 1,50 euros. El Consejo de Administración del Consorcio fue convocado ayer de urgencia para las 19.45 de hoy, último viernes de julio, para debatir una propuesta de cambios en las tarifas que los sindicatos ya barruntaban que sería al alza. Pero la subida no solo afectará al billete sencillo, ya que la propuesta también contempla un incremento del precio del Metro Ligero y de la línea a Arganda del 50%, 10 céntimos el tranvía de Parla y otro tanto algunas líneas de autobuses urbanos e interurbanos.

Durante la presentación de una campaña de seguridad vial en Pozuelo de Alarcón, Beteta ha justificado la medida en el alza de los precios, informa Efe. "En este periodo de tiempo, la inflación ha subido el equivalente a lo que hoy vamos a proponer, es una actualización del IPC acumulado que ha tenido este billete del transporte", ha argumentado, para añadir que el Gobierno regional pretende "fomentar el transporte con regularidad y el billete sencillo se utiliza solo en viajes esporádicos". Beteta ha lamentado que "no queda otra solución porque no hay recursos presupuestarios". "Se que los ciudadanos lo entienden como subida, yo también, pero es una simple actualización" ha reconocido Beteta.

"Una tasa de cobertura tan baja era incompatible con una situación de profunda crisis fiscal en la que nos encontramos en este momento", ha continuado el consejero y también ha dicho que esta crisis hace que "las administraciones públicas tengamos menos recursos y que para financiar sea imprescindible hacer que los usuarios paguen una parte importante de los servicios". Con esta subida, los usuarios pagarán "solo 38 de cada 100 euros" en el coste total del transporte de la Comunidad y ha sostenido que el objetivo del PSM era que los ciudadanos pagaran el 50% de ese coste. Beteta también ha recordado las subidas de la luz o los carburantes para justificar este cambios tarifario. Finalmente ha concluido con que el incremento "supone para el conjunto del transporte público una subida del 2,2%, que es la misma que ha hecho el Ministerio de Fomento" la semana pasada.

Poco después, Esperanza Aguirre, se las ha visto con una usuaria de Metro, que le ha preguntado por la subida aprovechando que la presidente de Madrid estaba en la estación de Cercanías de Sol para inaugurar la primera máquina expendedora de libros en préstamo. La mujer se ha acercado a Aguirre, informa Europa Press, y le ha preguntado si "sube el Metrobús" porque no llega "a fin de mes". "Lamento que a usted la mande Tomás [Gómez] pero no, el abono está congelado", le ha contestado.

El billete de un viaje más caro de toda España

Aguirre presume con frecuencia de que el precio del billete sencillo de metro lleva siete años congelado, cuando la presidenta lo rebajó de 1,15 a un euro. Pero las continuas subidas del precio de los abonos, que se han duplicado en los últimos años, ha aupado el número de usuarios del sencillo, que utiliza un 8% de los viajeros de metro. Con esta subida, Madrid pasará a tener el billete de un viaje más caro de toda España, según un estudio publicado hace dos días por la asociación de consumidores Facua, que analiza el precio del transporte público en 40 ciudades españolas. Ayer, Aguirre no confirmó el porcentaje de la subida. "No seré yo", dijo, "quien se adelante a las decisiones que tenga que tomar el Consorcio" -el organismo está controlado por el Ejecutivo regional y en él están presentes el Ayuntamiento de Madrid, el Estado, otros consistorios, los usuarios y empresas privadas-. Aunque la presidenta regional remarcó ayer que "no es el mejor momento" para subir las tarifas del metro y del autobús, dejó la puerta abierta a un alza del precio: "Existe un gran déficit en la financiación del transporte público".

La revisión tarifaria es el único punto del orden del día del consejo del Consorcio, formado por 20 miembros: presidente (el propio Beteta); vicepresidente (Juan Bravo); cinco representantes de la Comunidad; cinco del Ayuntamiento de Madrid; tres de consistorios elegidos por la Federación Madrileña de Municipios; dos de sindicatos; uno de consumidores y dos de asociaciones. La decisión última la adoptará hoy el Consorcio, pero la subida no entrará en vigor hasta mediados de agosto, cuando lo ratifique la comisión de precios de la Consejería de Economía.

Críticas de oposición y sindicatos

La oposición, que defendió que subiera el billete sencillo cuando el Gobierno regional encareció el metrobús, critica ahora la medida. Tomás Gómez señaló ayer que pondrá en marcha todas la medidas necesarias para impedir la subida, que calificó de "vergüenza". A estas críticas, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha añadido esta mañana una sospecha, al preguntarse si la subida "es para pagar la corrupción en el Metro". La Federación Regional de Asociaciones Vecinales se ha sumado también hoy al frente antisubida. Su responsable de Transportes, María del Carmen Lostal, ha criticado que el "enésimo" tarifazo promovido por el Ejecutivo regional llega "con agostidad y alevosía" y "el último día hábil antes de las vacaciones". También ha recordado que coincide "con los datos del paro, que señalan que el desempleo creció un 4,38% en la región".

Desde UGT consideran que el Gobierno regional ha realizado la convocatoria con "nocturnidad y alevosía: a última hora de un viernes cuando la gente está ya de vacaciones", señaló Antonio Oviedo. Su homólogo de CC OO, Manuel Fernández, cree que ha aprovechado las vacaciones para aprobar una medida "impopular". Ambos calificaron la subida como "tarifazo". Se trata de la segunda subida del año, después de que en enero la Comunidad aplicara la subida del IPC general (2,4%) y la actualización de IVA (1% más). Sin embargo, esta subida no aplicó ni al sencillo ni a los abonos de Tercera Edad ni Tarjeta Azul.

No es la primera vez que el transporte público sube dos veces en el mismo año y en pleno verano. En 2008 se aprobó, también en agosto, un incremento del 3,27% de media. Afectó a casi todos los títulos. Se salvó, también aquella vez, el billete sencillo. El Gobierno regional lo justificó porque el barril de petróleo estaba por las nubes. Y volvió a subir otra vez las tarifas a final de año explicando que habían aumentado los gastos de personal y también los costes derivados de la gran ampliación de Metro de 2007. Dos años después, el susto llegó con el billete de 10 viajes, el Metrobús, que se incrementó de un golpe un 21,6%, de 7,40 a 9 euros. Posteriormente, este enero, ha vuelto a subir y ahora cuesta 9,30.

Del 'tarifazo' en el Metrobús al sencillo

- El billete sencillo se ha mantenido con el mismo precio desde 2004. El Gobierno de Aguirre lo bajó de 1,15 a 1 euro al llegar a la Comunidad.

- La última gran subida del transporte público se produjo en 2010. El Consorcio Regional de Transportes aprobó un incremento del 21,6% en el billete que usaban un 25% de los usuarios: el Metrobús (10 viajes). Subió de 7,40 a 9 euros, lo que casi lo equiparaba con el sencillo.

- Frente a la congelación del billete de un solo viaje, el Metrobús ha subido más del 100% en siete años. En 2003 costaba 4,30 euros. Ahora, 9,30.

- La subida de tarifas que se aprobará previsiblemente esta tarde solo afecta a los billetes sencillos. El resto de títulos, que subieron el equivalente a la inflación a principios de 2011, se mantienen.

- La medida debe pasar por la Comisión de Precios antes de su aprobación, por lo que no comenzará a aplicarse desde el 1 de agosto.

Otras noticias

Un usuario de Metro introduce un tique en el torno de acceso. / CARLOS ROSILLO

Últimas noticias

Ver todo el día

El Coliseo recupera el color del Imperio

El anfiteatro romano está siendo restaurado gracias a un patrocinio con una empresa privada

“El código tiene que ser ético, no estético”

El presidente de Cepyme se queja de la poca participación en la organización patronal

¿Un nuevo presidente para un nuevo país?

El escritor Norman Manea reflexiona sobre el cambio político en Rumania

“Hay patronales que se resisten al cambio”

El candidato catalán quiere renovar su mandato y se propone simplificar la estructura de la patronal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana