Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justicia ofrece a los familiares de niños robados pruebas gratis de ADN

"Hechos tan graves no pueden quedar impunes", asegura Caamaño, que nombrará a un coordinador especial para atender a los afectados

"Hechos tan graves no pueden quedar impunes. Sobre los culpables debe caer todo el peso de la ley. Es una cuestión de dignidad", ha asegurado el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, nada más salir de una reunión de casi hora y media con familiares de niños robados durante el franquismo y los primeros años de la democracia. "Desde el Ministerio les ofrecemos toda nuestra colaboración".

Los afectados habían ido a reclamar una oficina de atención a las víctimas y un banco de ADN que les ayudara a cotejar sus datos y encontrar a los hijos y hermanos que buscan. Finalmente, el ministro se ha comprometido a involucrar al Instituto Nacional de Toxicología para que esos test genéticos sean gratuitos para los familiares siempre y cuando haya una autorización judicial. También nombrará a un funcionario del Ministerio de Justicia como interlocutor y coordinador con los afectados, para ayudarles a acceder a archivos cuando lo requieran y atender sus demandas.

"No es posible que un familiar se quede sin saber si su hijo es su hijo porque no pueda costearse una prueba de ADN", aseguran los afectados que comentó el ministro durante la reunión. Por eso el Instituto Nacional de Toxicología creará "un programa específico" para atender a los afectados por el robo de niños, según confirmó luego Caamaño.

El ministro también se comprometió a "colaborar con el Poder Judicial" en todo lo necesario. "El fiscal general del Estado que comentó la idea de nombrar a un fiscal especial para coordinar las investigaciones abiertas y me pareció una idea espléndida. Es fundamental, porque una sola historia no es todo el relato", ha añadido.

Preguntado por si le habían impresionado los relatos de los familiares afectados por el robo de niños aseguró que sí, pero que "hay que depurar los casos" porque mucha gente puede estar pensando ahora que le robaron a su hijo cuando en realidad murió.

Los familiares de niños robados han salido "satisfechos" de la reunión, porque han visto una "buena predisposición" por parte del Ministerio. "Le hemos dicho al ministro que no vamos a parar hasta saber la verdad, y que la verdad no podemos conseguirla por nosotros mismos. El Estado tiene que ayudarnos", ha comentado Mar Soriano, coordinadora de la Plataforma de afectados, al salir.

Ayer también recibieron el apoyo de la Defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano, quien les prometió " empujar" su causa y hacer" todo lo posible por movilizar a las instituciones" precisamente para apoyar las mismas demandas a las que esta tarde se ha comprometido Caamaño, una oficina de atención a las víctimas y la recogida de muestras de ADN.