Una mujer halla a su hija dada por muerta en 1970 por la trama de las adopciones

40 años de búsqueda y el ADN confirman el primer caso de robo de niños en España

NATALIA JUNQUERA Madrid 19 FEB 2011 - 21:30 CET

Las pruebas genéticas han confirmado que una mujer de 40 años, a cuya madre le dijeron que había muerto al poco de nacer, está viva. Es el primer caso en el que ha quedado probado que la madre fue engañada para robarle al bebé y darla en adopción sin el conocimiento ni la autorización de su progenitora, según han confirmado fuentes de la Asociación nacional de Afectados por Adopciones Irregulares (Anadir) . Decenas de mujeres vienen denunciando su creencia de que los hijos a los que alumbraron en los años 70 están vivos , aunque los médicos les aseguraron que fallecieron tras el parto y, pese a que hay certificados de defunción y enterramiento que sostienen lo contrario. Ellas suponen que les fueron robados por las tramas existentes en numerosas ciudades españolas.

"Es el primer caso de reencuentro que tenemos", asegura Juan Luis Moreno, fundador, con Antonio Barroso, de la asociación de afectados por adopciones irregulares, Anadir. "Ha sido en Barcelona, pero ambas prefieren ocultar su identidad".

Su madre nunca creyó a los médicos que le dijeron que la hija que acababa de dar a luz estaba muerta. Tampoco cuando le dieron una partida de defunción. Por eso la ha estado buscando, convencida de que su niña no había muerto, sino que se la habían robado. Y 40 años después la ha encontrado.

Ambas se han hecho pruebas de ADN que confirman que son madre e hija y que la partida de defunción que le entregaron a la primera es falsa. Son las primeras, pero podría haber muchas más, puesto que cientos de mujeres en toda España han denunciado casos idénticos: les decían que el hijo al que acaban de dar a luz había muerto, y aprovechando su dolor y aturdimiento, las convencían de que era mejor no ver el cadáver y que ellos ya se "encargaban de todo".

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, ha decidido remitir a las fiscalías provinciales los 261 casos de robo de niños que ha recibido en su despacho y nombrar a un fiscal especial para coordinar las investigaciones abiertas. Los fiscales de Cádiz, Granada, Málaga, Alicante y Valencia ya estudian las denuncias presentadas.

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, se comprometió esta semana a facilitar pruebas gratuitas de ADN para los afectados siempre que haya una autorización judicial, y a nombrar a un funcionario del ministerio como coordinador con las familias para atender sus demandas y facilitar sus búsquedas.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana